Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

La anciana de Sarria que perdió su casa: "Salveime porque estaba esperta"

Consuelo López, de 81 años, en su destrozada casa en Padriñán. VILA
Consuelo López, de 81 años, en su destrozada casa en Padriñán. VILA

La vivienda quedó calcinada debido a la tormenta, cuyos rayos también provocaron daños en Paradela

A sus 81 años, la vecina de Sarria Consuelo López López vivió este miércoles uno de los días más difíciles de su vida. Su vivienda, situada en el núcleo de Padriñán, en Santa María de Vilar, quedó calcinada en un voraz incendio provocado presuntamente por un rayo y del cual pudo salir ilesa gracias a que la tormenta le impedía dormir. "Salveime porque estaba esperta", asegura la mujer, quien perdió todas sus pertenencias.

"Quedei sen roupa, sen calzado, sen xoias... Irei durmir á casa duns veciños", se lamentaba este miércoles mientras recorría lo que queda de su vivienda, ahora de­strozada y sin seguro que cubra los daños.

Fue poco antes de las dos de la madrugada cuando, durante una intensa tormenta con aparato eléctrico, se desencadenaron las llamas. Todo apunta a que un rayo impactó en una nevera situada en la planta baja de la casa, que ardió rápido al ser gran parte de madera. "Vin fume e tireime da cama", cuenta la mujer, quien fue a pedir ayuda a los vecinos.

Entre los que acudieron al lugar se encuentra Enrique Sánchez, quien afirma que fue "unha noite moi dura". "Levamos medo", confiesa este sarriano, quien no duda de que el desenlace hubiera sido fatal si la octogenaria estuviese durmida. "O trono queimoulle a casa, pero salvouna a ela", resume este vecino.

Los bomberos de Sarria recibieron el aviso a la 1.56 horas y de modo inmediato desplazaron al lugar dos vehículos a los que se sumaron otras dos carrocetas. Tras cinco horas de trabajo y más de 40.000 litros de agua empleados dieron por finalizada la actuación sobre las siete de la mañana, aunque más tarde regresaron al lugar por prevención dada la gran carga térmica alcanzada.  El techo colapsó y el 70% de la construcción quedó calcinada con el incendio en el que, según la dueña, murieron tres conejos.

Un gran susto se llevaron también en Paradela, en la parroquia de Castro de Rei de Lemos, donde los rayos ocasionaron varios incidentes en Mosteiro Vello, en una noche en la cual el municipio estuvo sin luz por una tormenta que, en palabras del alcalde, José Manuel Mato, "impoñía". En la vivienda situada en el número 28 cayeron dos rayos, uno de los cuales "baixou polo cable da antena da tele" y causó un pequeño incendio que afectó a una mesa y unos libros.

La suerte quiso que uno de los habitantes se levantase en ese momento al baño y se percatase del fuego, por lo que pudieron atajarlo con solo cerrar la puerta y sin que llegase a propagarse al resto del hogar. No fue el único caso en Mosteiro Vello, donde los rayos también destrozaron el contador de la luz de otra casa —cuya tapa salió volando unos 15 metros— y dañaron una caseta donde otro vecino guarda perros de caza. "Témoslle respecto ao trono, pero o desta noite metía medo", dicen.

Los vecinos se proponen reunir fondos
Los vecinos de Padriñán estudiaban la forma de ayudar a la octogenaria que quedó sin casa, para lo cual planteaban la apertura de una cuenta bancaria en la que reunir fondos para poder reconstruir el inmueble. La alcaldesa, Pilar López, quien acudió al lugar del incendio, aseguró que el Concello le ofreció pernoctar en la residencia de mayores si lo desea. Este miércoles Consuelo López, de la Casa do Campo, se desplazó hasta Sarria con una vecina para comprar ropa porque "arderon os armarios".

La anciana de Sarria que perdió su casa: "Salveime porque estaba...
Comentarios