sábado. 26.09.2020 |
El tiempo
sábado. 26.09.2020
El tiempo

Un juzgado da un mes al Concello de Sarria para acabar de tirar un cierre

Obras de demolición del parte del cierre en 2018. AEP
Obras de demolición del parte del cierre en 2018. AEP
El Ayuntamiento demolió hace dos años parte del muro, en Vigo de Sarria, y los denunciantes demandaron que se finalizara. Además, debe retirar unos árboles y restablecer una gavia

El juzgado contencioso-administrativo número 2 de Lugo dio un ultimátum al Concello sarriano para que acabe de tirar un polémico cierre de una finca de Vilar de Sarria, para lo que le concedió un plazo de un mes.

El muro fue construido sin licencia municipal, por lo que propios dueños debían demolerlo y al no hacerlo tiene que derribarlo el Ayuntamiento de forma subsidiaria. La polémica por este cierre se remonta a hace una década y la junta de gobierno tomó varios acuerdos de tirarlo entre los años 2014 y 2017. En 2018 se derribó parte del muro, pero el denunciante, Eugenio Márquez, afirmó que no se ejecutaran las obras en su integridad.

En junio de 2019 el juzgado concedió al Concello dos meses para realizar los trabajos y a reclamar a los propietarios de la finca el coste de la actuación. Las obras consisten en acabar de eliminar algunos restos del cierre, restablecer una gavia y retirar unos árboles. Las actuaciones no se ejecutaron y el demandante volvió a acudir a los tribunales, que dieron otro plazo de diez días al Ayuntamiento para llevarlas a cabo. Al continuar sin ejecutarse, el denunciante reiteró en febrero su petición al juzgado y demandó que se le impongan multas coercitivas a las personas responsables.

El Concello alegó que comenzó los trámites y no pudo continuar porque se declaró el estado de alarma y se suspendieron los plazos administrativos. Además, señaló que para llevar a cabo las obras y dar por cumplimentada la ejecución es necesaria la tramitación "de un expediente de contratación que llevaría su tiempo", recoge el auto, con fecha del 13 de julio. El tribunal ve "razonable" la justificación, por lo que no le impone una multa. Sin embargo, dado el tiempo transcurrido desde el escrito iniciador del procedimiento, establece un "improrrogable" plazo de un mes para cumplir con la sentencia, sino le impondrá multas coercitivas. El alcalde, Claudio Garrido, aseguró que en cuanto puedan realizarán las obras.

El denunciante señaló que están esperando que se ejecute la sentencia para tomar las acciones civiles pertinentes contra los dueños de la finca "polos prexuízos" causados en su propiedad. Según el demandante, en época de lluvias, después de que se construyera el muro, el agua llegaba a su casa. Este muro, denunció, ocupa parte del camino público de Barreiros y se tapó una gavia.

Un juzgado da un mes al Concello de Sarria para acabar de tirar un...
Comentarios