domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

El juzgado archiva la causa por supuesta intoxicación en la residencia de Sarria

Juzgado de Sarria. ARCHIVO
Juzgado de Sarria. ARCHIVO
Concluye que la usuaria pudo haber sufrido una infección urinaria y no ve indicio alguno de trato inadecuado, como denunciaba la familia

El juzgado de Sarria ha decretado el archivo de las actuaciones contra la residencia de mayores Nosa Señora do Carme por la presunta intoxicación de una usuaria. Tras tomar declaración a testigos, así como a la gobernanta del centro y el presidente de la junta rectora —estos dos en calidad de investigados—, la jueza acuerda el sobreseimiento provisional al no observar indicio alguno de delito en la actuación del geriátrico y de sus trabajadores y responsables.

Además, no ve pruebas de que la mujer hubiese sufrido una intoxicación por causa de un medicamento suministrado en el centro, como denunciaba su familia, sino que todo indica que lo que tuvo fue una infección de orina.

La hija de la anciana sostenía que su madre, de avanzada edad y vulnerable, había recibido una mala atención por parte del personal de la residencia (dependiente del Concello) durante la semana transcurrida desde que ingresó hasta que fue asistida en urgencias del Hula por supuesta sobredosis por benzodiacepinas. Decía también que había estado encerrada con llave en su habitación y que le habían perdido el móvil.

En su auto, el juzgado recoge la declaración del médico que pautó a la mujer 0,5 miligramos de un antipsicótico al observar que estaba alterada. Fue, según testificó, el único añadido a la medicación que la hija de la anciana les comunicó que tomaba cuando ingresó.

El juzgado no aprecia lesión o menoscabo de la integridad física de la mujer y cree que su hospitalización quedó en una anécdota "gracias a la intervención" de la residencia, el 061 y el Hula

Al ser atendida en el Hula se consignaron dos hipótesis diagnósticas, una infección del tracto urinario y una posible intoxicación por benzodiacepinas. No obstante, según recoge el juzgado, la analítica dio negativo en bzd y la mujer fue dada de alta ese mismo día con tratamiento para la infección. Además, de haber existido una intoxicación el protocolo hospitalario la habría mantenido en observación entre 24 y 48 horas.

La jueza alude también a las declaraciones de trabajadores y responsables del geriátrico, quienes negaron que la mujer estuviese encerrada con llave en la habitación y, por el contrario, señalaron que estaba en cuarentena en una estancia que tenía el visto bueno de Sanidad. Esta versión se contradice con la de la familia y "no existe prueba bastante" para dar más credibilidad a una u otra.

Expone, además, que el teléfono móvil apareció y fue devuelto, y que la ropa que llevaba la anciana y el hecho de que no tuviese puesta la dentadura postiza cuando fue recogida por su familia pudo obedecer a la premura por asistirla.

Por todo ello, no aprecia lesión o menoscabo de la integridad física de la mujer y cree que su ingreso en el hospital quedó en una anécdota "gracias a la intervención" de la residencia, el 061 y el Hula.

"No nos encontramos ante unos hechos subsumibles dentro de un delito de coacciones ni de lesiones o de maltrato a persona en situación de especial vulnerabilidad", afirma el juzgado, que sí ve una "defectuosa prestación" de los servicios asistenciales del geriátrico al resultar "insuficiente" la ratio de personal para dar una atención continuada las 24 horas.

En todo caso, añade que "ninguno de los trabajadores" tuvo una conducta tendente a menoscabar la integridad física o psíquica de los usuarios. En consecuencia, archiva la causa sin perjuicio en su caso de reclamación civil. El sobreseimiento puede ser recurrido.

"Se limpia la imagen y la dignidad" 
El presidente de la junta rectora de la residencia y edil de servicios sociales, Benjamín Escontrela, quien estuvo investigado por esta causa, expresó la satisfacción porque, con el archivo, "se limpia la imagen y la dignidad de la residencia"

El auto "nos rehabilita" y avala la "profesionalidad" de los trabajadores del centro, donde "no entra en la cabeza de nadie que se pudiera tratar mal a un residente", añadió. 

Afirmó también que la decisión judicial les da fuerzas para "seguir en la línea de prestar un atención integral y humana". Según dijo, la prioridad es tener enfermería 24 horas.

El juzgado archiva la causa por supuesta intoxicación en la...