Orden de alejamiento para el cuarto investigado por la presunta violación grupal en Sarria

La magistrada también ha decretado la prohibición de comunicarse con la víctima
Vehículo de la Guardia Civil, delante del juzgado de Sarria. VILA
photo_camera Vehículo de la Guardia Civil, delante del juzgado de Sarria. VILA

La jueza que investiga la supuesta agresión sexual en grupo en un local de Sarria ha decretado una orden de alejamiento de 500 metros y la prohibición de comunicarse con la víctima para el cuarto investigado por estos hechos.

Este cuarto investigado por los hechos registrados a finales de septiembre en un establecimiento de ocio nocturno ha declarado este lunes como investigado ante el juzgado de instrucción de Sarria, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Al término del interrogatorio, la jueza ha acordado la prohibición de comunicación y una orden de alejamiento de medio kilómetro con la víctima.

Por estos hechos permanecen investigadas otras tres personas, dos de los cuales se encuentran en libertad provisional. A uno se le considera autor de un delito de agresión sexual, cooperador necesario para la comisión de otros y revelación de secretos

En el caso del tercero, el juzgado decretó libertad con prohibición de comunicarse o acercarse a la denunciante, retirada del pasaporte y prohibición de salir del territorio nacional. También se fijaron comparecencias quincenales y, en su caso, está investigado como cooperador necesario.

La causa por estos hechos, han precisado desde el alto tribunal gallego, se sigue por delitos de agresión sexual, amenazas y revelación de secretos. 

Comentarios