Jorge Cuesta asegura que la Sarriana sabe dónde "hacerle daño" al Gran Peña

La Sarriana disputa este domingo el duelo de vuelta del play off 

Jorge Cuesta, durante el partido de ida. XESÚS PONTE
photo_camera Jorge Cuesta, durante el partido de ida. XESÚS PONTE

La semana ha transcurrido con normalidad en Ribela. Los muchachos de la Sarriana y el cuerpo técnico saben lo que se juegan este domingo (12.00 horas) en el campo del Gran Peña y han aprovechado los días para machacar en lo que hicieron bien en el primer partido de la eliminatoria de ascenso, que concluyó con empate a cero, y detectar lo que hicieron mal y cómo corregirlo. Pero, precisa Jorge Cuesta, "sin salirse de las rutinas".

Lo que hicieron bien ocurrió en la primera media hora del partido y en los quince minutos finales del juego, valora el entrenador vigués que metió a la Sarriana en el play off en el año de su debut en la Tercera RFEF. En esos 45 minutos en total pudieron recuperar el balón, contraatacar y generar más oportunidades que su rival, que tuvo la posesión y, de alguna forma, logró desgastar a los sarrianos. 

El gol estuvo en las botas de Miguel en el minuto 36 de la primera parte, pero se resbaló y disparó fuera cuando tenía el arco de frente, y en las de Giammattei en tiempo de descuento cuando recuperó un balón más adelante del medio campo con el portero del filial celtista alejado de su portería. Su remate pegó en el cuerpo de Álex Vila y se desvió.

Lo malo fue que la merma física que les impidió tener más el balón en la mayor parte de la segunda mitad del partido, frente a un rival, y Cuesta lo remarca, de gran capacidad atlética y alto nivel técnico. "Quizás el mejor de la categoría en ambos aspectos", añade.

El cuerpo técnico de la Sarriana conoce esas fortalezas del rival que le dan capacidad para hacer daño. "También sabemos dónde podemos hacer daño nosotros", advierte Cuesta, que en los tres enfrentamientos con el Gran Peña —dos de Liga y el de la eliminatoria del sábado pasado— ha sacado otros tantos empates. En el primero, de visita en Barreiro, como este domingo, aunque se pusieron dos goles adelante se les hizo esquiva la victoria. Cuesta lo atribuye a que aún acumulaban pocas horas de entrenamiento y faltaba más engranaje. En la segunda vuelta de la Liga, fue la Sarriana la que emparejó el duelo.

Para este domingo (12.00 horas, en Barreiro) el entrenador espera un partido parecido al disputado en Ribela, con su rival intentando controlar el balón y la Sarriana generando ocasiones que aspiran concretar. Si uno de los dos equipos se pone por delante, eso agregará más intensidad a los minutos finales. "A ellos les basta el empate, pero nosotros, los jugadores y la dirección técnica, tenemos confianza total en la victoria. Hay un gran ambiente y el grupo es una piña".

Para el once inicial del domingo de los sarrianos aún siguen en duda la participación de Boedo, uno de sus goleadores y quien mueve el balón en el frente del ataque, y de Keko, que ordena la salida de la pelota por delante de la defensa.

Jorge Cuesta, que conoce el campo de Barreiro por su etapa al frente del juvenil A del Celta, celebra jugar en un campo de hierba natural y recuerda que ganaron en otros similares, como el del Somozas, Arousa y Viveiro. La expedición sarriana saldrá sobre las ocho de la mañana para la cita con quizás el encuentro más importante de su historia.

Comentarios