Investigan si la violación de Sarria fue grabada y si hubo amenazas a la víctima

Los móviles de los detenidos serán analizados y no se descarta que existan más implicados
Concentración en Sarria en noviembre por la eliminación de la violencia contra las mujeres. AEP
photo_camera Concentración en Sarria en noviembre por la eliminación de la violencia contra las mujeres. AEP

La investigación abierta por la presunta agresión sexual grupal a una mujer ocurrida hace días en un pub de Sarria, y por la que fueron detenidos tres hombres, de los cuales dos ingresaron en prisión provisional por orden del juzgado, permitirá determinar también si la violación pudo haber sido grabada y si hubo amenazas posteriores a la víctima.

Los agentes de la Policía Judicial que llevan el caso se incautaron de los móviles de los tres detenidos, dos de ellos de poco más de 30 años de edad y el tercero, de 48, con domicilio, según diversas informaciones, en la zona de Sarria, Baralla y As Nogais.

El volcado de esos teléfonos será decisivo para establecer si la agresión sexual pudo haber sido grabada por uno de los arrestados que ingresó en prisión o divulgada de algún modo, extremos estos sobre los que hay sospechas, pero no confirmación de momento.

La investigación tratará también de constatar si se produjo sumisión química mediante el suministro de algún tipo de sustancia previa a la presunta agresión sexual para anular la voluntad de la víctima y si esta fue amenazada días después de los hechos para evitar la denuncia.

Además, no se descarta la implicación de otras personas, en un mayor o menor grado de participación, para lo cual se hará un análisis minucioso de las cámaras de vigilancia del establecimiento de ocio nocturno. Los hechos ocurrieron en el baño del local a finales del mes de septiembre y, aunque en esta zona están prohibidas las cámaras, el visionado de otras existentes en el local puede arrojar datos importantes para la investigación policial.

La víctima acudió al Hula

La víctima comenzó a recordar lo sucedido aquella noche unos días después y, lo primero que hizo, fue acudir al Hula para ser sometida a una revisión. En el hospital lucense le realizaron diversas pruebas y activaron el protocolo de agresiones sexuales, dando traslado al juzgado y a las fuerzas de seguridad.

La joven fue reconstruyendo los hechos en su cabeza, para lo cual contó también con la ayuda de una amiga con la que había salido de fiesta aquel día, aunque no fue testigo directo de la agresión.

Dos de los detenidos eran conocidos suyos. Se trata de uno de los presuntos autores materiales de la agresión sexual y del hombre de 48 años, acusado de ser cooperador necesario por presenciar los hechos y no hacer nada por ayudar a la mujer. Al tercer arrestado, supuesto autor también de la violación, no le conocía con anterioridad pero al parecer le identificó sin género de dudas.

Todos ellos pasaron a disposición del juzgado de Sarria el pasado martes, donde negaron su participación en este delito. La toma de declaraciones (también a la víctima y a un testigo) se prolongó durante unas ocho horas, tras lo cual la jueza ordenó el ingreso en prisión de dos de ellos.

VARIOS DELITOS. Según informó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), a uno de estos varones se le imputan los siguientes delitos: dos de agresión sexual, cooperador necesario para la comisión de otros, amenazas y delito leve de lesiones. Al segundo encarcelado se le atribuye también agresión sexual, cooperación necesaria para la comisión de otros delitos y revelación de secretos.

Por su parte, al hombre que quedó en libertad, investigado igualmente como cooperador necesario, se le impuso la prohibición de comunicarse o acercarse a la denunciante. También le fue retirado el pasaporte, no podrá salir del territorio nacional y deberá acudir al juzgado cada 15 días.

La instrucción de la causa se encuentra en fase inicial, por lo que la tipificación de los delitos podría variar conforme el juzgado vaya recibiendo nuevos informes.

Convocada una concentración de repulsa este viernes

El colectivo feminista sarriano Mulleres de Raíz ha convocado una concentración para mañana como señal de repulsa por la presunta violación grupal. Será a las 20.30 horas en la Praza da Vila, a la que invita a acudir a toda la sociedad bajo el lema Sarria conta a violencia machista.

También la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, natural de Sarria, urgió ayer a esclarecer lo sucedido. "Basta xa, hai que avanzar máis rápido en igualdade, porque está en xogo mesmo o noso dereito a vivir libres e seguras", señaló a través de las redes sociales.

La corporación local expresa su condena y solidaridad con la denunciante

Las condenas por la presunta agresión sexual no se han hecho esperar, entre ellas las de la corporación municipal de Sarria, que expresó de forma unánime la solidaridad con la víctima y la "enérxica repulsa e condena ante calquera manifestación de violencia machista", al tiempo que pidió "que se diriman canto antes as responsabilidades penais que poidan derivarse".

Tras constatar con las fuerzas y cuerpos de seguridad la existencia de la correspondiente denuncia y la detención de tres varones por la agresión sexual a una mujer en un pub de la localidad de Sarria, la corporación agradece la "eficaz e dilixente" actuación de los agentes a la hora de investigar lo sucedido.

De igual modo, lamenta que el nombre de Sarria se vea relacionado con unos hechos "que non responden ao firme compromiso das forzas políticas locais de que este concello sexa un espazo seguro para as mulleres e libre de violencia machista", asegura.

"Todos os grupos representados na corporación municipal reiteramos o noso compromiso para que este tipo de sucesos non volva producirse e poñemos todos os recursos dos que dispón este concello ao servizo de calquera muller agredida", añade en un comunicado de prensa.

Por último, el Concello dice que seguirá trabajando "na formación, concienciación e sensibilización para xerar entre todas e todos unha cultura de rexeitamento absoluto da violencia machista, de promoción das relacións igualitarias e de respecto absoluto polas mulleres, para que se sintan libres e seguras en todo momento e en calquera lugar do noso municipio".