Martes. 16.10.2018 |
El tiempo
Martes. 16.10.2018
El tiempo

El inspector jefe de la Policía Local de Sarria se jubila tras 40 años de trabajo

Francisco Lara (en el centro), en el año 2000, con tres de los alcaldes con los que prestó servicio. AEP
Francisco Lara (en el centro), en el año 2000, con tres de los alcaldes con los que prestó servicio. AEP

Francisco Lara, que comenzó en Lloret de Mar, está al frente del servicio en la villa desde 1991

El inspector jefe de la Policía Local de Sarria, Francisco Urbano Lara Gómez, se jubila este jueves tras 40 años de servicio, de los cuales la mayor parte fueron prestados en el municipio sarriano.

Natural de Monforte, Francisco Lara cursó sus estudios en la academia de Policía de Girona en 1978, hizo sus prácticas en las Ramblas de Barcelona y se incorporó a su primer destino en Lloret de Mar, donde vivió algunas de las experiencias que más le marcaron en su faceta profesional.

Todavía hoy recuerda el "olor a quemado de la carne humana" de los siete fallecidos en un incendio, pero también el intenso operativo que dirigió para rescatar a un ciudadano que se había despeñado por un acantilado rocoso, cuya salvación, «con peligro para su integridad física», le valió una carta de felicitación de la alcaldía.

En el año 1991 comenzó su actividad en Sarria y formó parte de la primera promoción de mandos con la ley gallega. Fue también uno de los fundadores de la Asociación de Jefes y Mandos de la Policía Local de Galicia, colectivo enmarcado en la federación estatal, que colabora con órganos de Presidencia y otros departamentos, y del cual es delegado provincial.

Una de las experiencias más duras fue un incendio con siete fallecidos y una de las más satisfactorias, un rescate en una zona rocosa

Cuando Francisco Lara llegó a Sarria eran solo cinco agentes, que tenían su sede en un local de la Rúa Maior compartido con la asistenta social y con un cobrador de impuestos municipal, y realizaban tareas como «repartir citaciones por las aldeas». Al poco tiempo se mudaron a otro bajo en la misma calle -más tarde ocupado por Protección Civil- y finalmente a su ubicación actual, en un ala del consistorio. Cambiaron de uniforme tres veces y vivieron la llegada de la informatización y el aumento de medios. De aquel primer Seat Ronda compartido con el alguacil -que tuvieron que adaptar como coche patrulla comprando unas sirenas- han pasado a contar con dos vehículos y una moto totalmente equipados, al que desean sumar un todoterreno para intervenciones en el Camino de Santiago y una moto más.

"Hoy queda una Policía profesional en todos los aspectos e íntegra", asegura con orgullo Francisco Lara, quien, no obstante, considera "vital" convocar plazas para incrementar la plantilla, cumplir con los ratios que corresponden a un concello con los habitantes de Sarria y, de este modo, poder recuperar el servicio de 24 horas los 365 días del año.

A la jubilación del inspector jefe se sumará en breve la de otro agente, de forma que quedarán un oficial y nueve policías, frente a los dos oficiales, 14 agentes y un inspector que contempla la ley.

Finalizada esta etapa de cuatro décadas en la Policía Local y con seis condecoraciones a sus espaldas, Francisco Lara realiza un balance "positivo". "Solo puedo decir que muy bien con la gente de Sarria. Por mi parte siempre intenté ayudar en lo que pude en todos los aspectos", concluye el inspector jefe, quien seguirá vinculado a la asociación policial.

El inspector jefe de la Policía Local de Sarria se jubila tras 40...
Comentarios