jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

El informe de Diego Pazos ve preciso levantar una acera y parte de la otra

Acera que será levantada en todo el tramo de la calle. PORTO
Acera que será levantada en todo el tramo de la calle. PORTO

El estudio técnico encargado por el Concello de Sarria aprecia numerosos defectos y concluye que también hay que demoler el hormigón en parte de la calzada y reformar el cruce con la calle Toleiro

El informe técnico encargado por el Ayuntamiento de Sarria a petición de los comerciantes sobre las obras de la Rúa Diego Pazos, las cuales están paralizadas, es demoledor. El estudio alerta de importantes deficiencias y concluye que se debe levantar toda la acera izquierda (en sentido Calvo Sotelo) y el tramo del margen derecho desde A Avenida hasta O Toleiro, entre otras actuaciones.

La parte que presenta una "mayor problemática" discurre entre el cruce de A Avenida y la calle Toleiro. El informe considera que en esta zona se debe levantar la acera ya contruida en los dos márgenes y demoler —entre A Avenida y el número 5 de Diego Pazos— el hormigón existente bajo el asfaltado de la calzada para conseguir el nivel preciso y evitar la problemática con las aguas pluviales.

El estudio cita algunos casos concretos de problemas que sufren edificios, como el bar Montecarlo, donde las puertas de acceso están ahora a cotas más bajas que la acera. La colocación de un sumidero, como se hizo durante las obras, "no resuelve" el problema.

Por su parte, en la entrada del edificio Mourín el pavimento de la acera presenta una pendiente "muy acentuada" hacia la fachada, provocando "filtraciones de agua al interior" del inmueble. También detalla el caso del acceso al almacén de la cafetería Central, donde hay "filtraciones de agua bajo la puerta" por la inclinación. El  estudio constata, además, "continuos vadenes" que se producen en ambas aceras.

Los técnicos achacan toda la problemática en la calle a que no se demolió la base de hormigón que existe bajo el asfaltado.

El informe incluye, además, la necesidad de reformar el cruce con la Rúa Toleiro porque para un camión similar al de la recogida de basura resulta "imposible" incorporarse desde esta vía a Diego Pazos sin invadir la acera.

La alcaldesa, Pilar López, aseguró en el pleno que al mismo tiempo que se liquida a la empresa que ejecutó las obras se licitarán los nuevos trabajos para acabar la calle. Indicó que a la firma se le abonaron 140.000 euros por tres certificaciones de los trabajos y que la cuarta, correspondiente a las aceras, "non foi pagada". "Non se vai pagar nada que estea mal feito", afirmó.

En cuanto a los nuevos trabajos, dijo que el informe técnico servirá de base para hacer el proyecto de la actuación. Acabar la calle costará unos "80.000 euros", que se financiarán con el plan único de este año de la Diputación. Con respecto a los plazos, el PP denunció que la vía estará cerrada "mínimo seis meses" y López lo negó.

El Ayuntamiento convocó a los vecinos a una reunión para el próximo jueves, a las 20.00 horas, en el consistorio para explicarles el informe técnico sobre la obra.

Residentes en la calle y negocios de la zona mantuvieron el jueves un encuentro, convocado por la Asociación de Comerciantes e Empresarios de Sarria. Decidieron reunirse con la regidora y con el secretario y reclamaron que la calle se abre porque "a xente quere ter un servizo". Amenazaron con movilizarse si no dan una solución.
 

El informe de Diego Pazos ve preciso levantar una acera y parte de...
Comentarios