La "incorrecta" aplicación de dos tasas en Sarria llega al Tribunal de Cuentas

El servicio de Intervención del Concello presentó denuncia ante el organismo por presuntas irregularidades en los cobros del matadero municipal y los puestos ambulantes de las ferias
Puesto en el campo de la feria durante la época de la pandemia. AEP
photo_camera Puesto en el campo de la feria durante la época de la pandemia. AEP

El Tribunal de Cuentas, organismo con sede en Madrid, ha abierto diligencias preliminares a raíz de dos escritos de denuncia del servicio de Intervención del Concello de Sarria por presuntas irregularidades en la recaudación de las tasas municipales por el servicio del matadero y la ocupación de dominio público con puestos ambulantes en el recinto ferial.

En sus escritos, la interventora de Sarria comunica el Tribunal de Cuentas la "incorrecta aplicación" de las tarifas de ambas ordenanzas municipales por si estos hechos pudieran ser constitutivos "de responsabilidad contable".

En el caso del matadero indica también que parte de las tasas son recaudadas por una tercera persona privada y sin cobertura contractual, además de informar de la "falta de concordancia" entre los albaranes y facturas emitidos y los ingresos que se hicieron efectivos en las cuentas del Concello.

El servicio de Intervención elaboró un informe de control financiero a finales de 2023 referente al procedimiento de recaudación de estas dos tasas a lo largo de 2022, en el que aprecia una incorrecta aplicación en ambos casos.

Por lo que respecta al matadero -que también motivó la creación de una comisión de investigación y el acuerdo de enviar el expediente a la Fiscalía, así como una denuncia en el juzgado del grupo socialista-, Intervención señala que, al menos durante todo 2022 y hasta el 1 de octubre de 2023, el Concello aplicó las tarifas de una ordenanza que había quedado obsoleta en 2015. Considera que es un hecho "de especial gravidade, porque poderiamos atoparnos ante un menoscabo dos ingresos municipais que non foi detectado polos anteriores responsables do posto de tesoureiro/tesoureira, en evidente actuación neglixente e deixación de funcións".

Caja en efectivo

Según recoge, hay también un "risco evidente de menoscabo de caudais públicos" al ser recaudada parcialmente esta tasa por un tercero sin contrato -asunto ya advertido por este departamento en informes previos del año 2022- y al existir una caja en efectivo "non autorizada" en el matadero y gestionada por personal de carácter laboral y no funcionario, "sen que se poida acreditar por esta Intervención quen son os que trasladan o efectivo ás entidades bancarias".

Esta situación "caótica e sen control" impidió comprobar la concordancia entre los albaranes y facturas del matadero y los ingresos contabilizados, señala la interventora, que observa un "evidente incumprimento" por parte de Tesorería del control y dirección del procedimiento de recaudación, ya que no fue hasta julio de 2023 cuando se puso de manifiesto.

Por lo que respecta a la tasa por ocupación en los días de feria, dice que existe también una aplicación "irregular" porque el Concello viene cobrando en función de los metros lineales de cada puesto ambulante en lugar de hacerlo por los metros cuadrados, lo que conlleva una minoración de ingresos en las arcas municipales que tampoco fue detectado por los anteriores responsables de Tesorería.

A mayores, consta un decreto de alcaldía del 20 de octubre de 2023 por el que se acuerda seguir aplicando el criterio del metro lineal. Ese decreto, afirma, debe ser derogado porque fue dictado sin acreditar las circunstancias en las que se basa y sin que conste que se diera cuenta inmediata al pleno, siendo perjudicial para las arcas.

Concello

El alcalde, por su parte, señala que Intervención elabora informes anuales y que su obligación es dar traslado al Tribunal de Cuentas. En cuanto al matadero, Claudio Garrido sostiene que el problema viene de muchos años atrás y que él mismo propuso enviar a Fiscalía el agujero de más de 200.000 euros, además de ordenar cambios en la recaudación.

Sobre los puestos de la feria, asegura que la ordenanza data del año 2001 y que, por error en la transcripción, recoge el cobro por metro cuadrado y no lineal. Según dice, desde sus inicios se viene aplicando el metro lineal, por lo que se redactó el decreto para mantener este criterio a la espera de que, en el pleno de este jueves 29, se modifique la redacción.

Comentarios