O Incio estrena el mirador Pena do Chao coincidiendo con Semana Santa

Está situado a unos 200 metros de la famosa Ruta do Ferro ►Cuenta con varios bancos y un panel explicativo
El nuevo mirador está situado a unos 200 metros del inicio de la Ruta do Ferro, en O Incio. EP
photo_camera El nuevo mirador está situado a unos 200 metros del inicio de la Ruta do Ferro, en O Incio. EP

El Concello de O Incio, con el apoyo de la Xunta de Galicia a través del área de Turismo, acaba de estrenar el nuevo mirador petroglifo Pena do Chao coincidiendo con la Semana Santa. Se trata de un mirador situado a 200 metros del inicio de la Ruta do Ferro en el que, para acceder, es necesario llegar a la aldea de Saa y dirigirse hacia Monteagudo. Antes de llegar ya se puede ver el mirador, al que se puede ir en coche.

Este nuevo recurso turístico ofrece vistas a todo el Valle de O Incio, a Cruz de O Incio, Dompiñor o Trascastro, donde se halla la conocida aldea modelo de la comarca, así como el propio petroglifo Pena do Chao. Tiene varios bancos para sentarse y un panel explicativo de los petroglifos. Además, incorpora un banco inclinado desde el que se pueden observar las estrellas al anochecer. Tal y como indica el alcalde del municipio, Héctor Corujo, "trátase dun espazo único dende o que poder ver o municipio e desfrutar do Destino Courel".

Así, el mandatario anima a aprovechar estos días de Semana Santa para "achegarse á localidade e coñecer este novo mirador, que unido a outros recursos turísticos que xa existen, fan da visita ao Incio unha escapada fantástica en plena natureza".

El segundo mirador que se llevará a cabo, anunciado por el Concello el pasado año, se ubicará por encima del Foxo dos Lobos, una antigua trampa utilizada para capturar a estos animales. Un lugar en el que también hay unas barandillas, que se encuentran deterioradas, con una actuación muy similar a la de Pena do Chao. Ambos suman un coste de 55.000 euros.

Historia del petroglifo

Pena do Chao cuenta con un gran valor histórico. Se trata de una pieza de tipo cazoleta, que son unos de los motivos rupestres más recurrentes, de sección semiesférica y planta circular que consiste en un pequeño hueco artificial excavado en la roca, y este petroglifo lo conforman una agrupación de cazoletas dispuestas en la superficie, de formación rocosa.

Las principales hipótesis sobre la finalidad de estas cazoletas son múltiples. Entre ellas está la teoría de transmitir historias por medio del grabado, colectores para ofrendas, sacrificios, símbolos de cáracter sexual femenino, cartografías de constelaciones, marcadores de espacios sagrados, de caminos migratorios, cultos o también como tablero de juegos o marcadores de operaciones prenuméricas.

Comentarios