sábado. 28.11.2020 |
El tiempo
sábado. 28.11.2020
El tiempo

Una hostelera fabrica mascarillas que después dona al Concello de Láncara

Dos de las mascarillas elaboradas
Dos de las mascarillas elaboradas
"Como dicían que non había mascarillas e sóbrame o tempo decidino investir en axudar dalgunha maneira", señala Mari López 

Mari López López cambió por unos días la hostelería por las mascarillas. Con la crisis sanitaria del coronavirus tuvo que cerrar sus dos establecimientos en Sarria y A Reboleira (Láncara) y decidió poner su granito de arena ante esta pandemia cosiendo mascarillas que dona al Concello lancarés.

El mundo de la aguja no es lejano a esta mujer, ya que hasta hace unos años contó con un taller de confección en Goimil (Sarria). "Como dicían que non había mascarillas e sóbrame o tempo decidino investir en axudar dalgunha maneira", explica Mari López, quien aprovecha así el material que le quedó de su antigua profesión y su taller. "Teño tea, que está homologada, gomas e máquina", cuenta la vecina, quien en tan solo "dous ou tres días" elaboró «de 100 a 200» protecciones. Aclara que todavía tiene más material para continuar fabricando.

La hostelera no empezó hasta hace unos días este trabajo a la espera de ver cómo evolucionaba la situación por el Covid-19 y si se levantaba el estado de alarma.

"Visto o visto, que se alarga, empecei a facelas", señala. La vecina asegura que cada mascarilla las hace en "pouquiño tempo, é cortar a tea, facer os pregos, cosela e poñer a goma". Las elabora con "dobre tea porque de protexer é tratar de protexer o máximo posible".

La voluntaria las entrega al Ayuntamiento de Láncara para que las reparta. También donó algunas mascarillas a particulares, quienes se las demandaron al no poder conseguirlas en las farmacias, apunta.

Una hostelera fabrica mascarillas que después dona al Concello de...
Comentarios