lunes. 01.06.2020 |
El tiempo
lunes. 01.06.2020
El tiempo

Un guateque con ritmo sarriano

El grupo Los Flavia de Sarria en una actuación. EP
El grupo Los Flavia de Sarria en una actuación. EP

Cuatro amigos crearon en la localidad de la Sarria de los Flavia, un mítico grupo de los años 60 y 70 que estos días recibe un homenaje

Muestra de la panadería Pallares con la que homenajea a la formación. EPBLACK IS black, I want my baby back... Así suena el estadio de Balaídos de Vigo con cientos y cientos de jóvenes bailando al ritmo de este tema de Los Bravos, pero sobre el escenario no se encuentra este grupo, sino que están los sarrianos Luis López Fernández (más conocido como Luis Pulpeiro), Juan López Prado (Potolo), Alberto López Díaz y Eugenio Sanmartín (Genucho), o lo que es lo mismo, Los Flavia.

Corre el año 1966 y la banda compite con otros conjuntos en el primer festival Fonorama-Belter, aunque su historia comienza tres años antes. Es 1963 y nace en el barrio de O Forno de Sarria Los Flavia, formación que precisamente estos días recibe un tributo de la panadería Pallares de la villa.

"É unha homenaxe a un grupo mítico, que daquela foi algo moi novo, foron distintos", explican los propietarios de la panadería, Pilar García y Javier Fernández, quienes se encargaron de prepararlo con su hija, Antía.

La muestra recoge varias fotografías e informaciones publicadas sobre la banda. El establecimiento también creó un escenario, en el que reprodujeron dos guitarras y un teclado con galletas y chocolate. Cuenta, además, con una batería realizada con ollas y unos micrófonos con botes.

Complementan el escenario una iluminación con bombillas de colores, como si se tratara de la sociedad recreativa La Unión, en la que actuaron en varias ocasiones Los Flavia.

Un homenaje que "encantou" al grupo, el cual fue muy conocido en los años 60 y 70. En esas décadas recorrió "todas cantas salas de festa" había en Galicia, Asturias y León, pero también aldeas, en las que llegaron a tocar en "dous carros de vacas", según explica Eugenio Sanmartín.

Los cuatro amigos participaron en algún que otro festival, como el Micrófono de Oro, celebrado en el Gran Teatro de Lugo y que ganaron. Después llegó Vigo y su Fonorama-Belter, organizado por una revista musical y una casa discográfica. En este certamen tampoco se fueron con las manos vacías y lograron el Pote de Plata. Además, les ofrecieron viajar a Madrid con un contrato, aunque razones personales les llevaron a rechazarlo.

A todos estos escenarios los sarrianos llevaron temas de Los Bravos, Los Tamara, The Beatles o The Rolling Stones, un amplio repertorio que ensayaban todos los días en su barrio, "de oito e pico da tarde a once da noite". Los temas los preparaban con los discos. Eugenio Sanmartín recuerda que, por ejemplo, para interpretar Black is black para el festival Fonorama-Belter un amigo les envió el disco desde Inglaterra.

El Casino de Mondoñedo fue el escenario de su último concierto, celebrado a mediados de los años 70. Sanmartín asegura que en esta década llevando su música por las salas y las fiestas disfrutaron "moito". "Pasámolo moi ben, divertímonos moito. Eramos como irmáns", afirma.

Luis López Fernández (fallecido en 2013), Juan López Prado, Alberto López Díaz y Eugenio Sanmartín volvieron a coger los instrumentos en 2002, para actuar en la boda de la hija de este último. Este regreso, para el cual se les unió Juan Díaz Bernárdez, llevó a que ofrecieran conciertos en varios eventos, como la merienda solidaria de Cáritas o la gala de la Cruz Roja sarriana.

Después de varias nuevas actuaciones terminaron desapareciendo de forma definitiva, aunque esperan que algunos jóvenes cojan el testigo y den de nuevo vida a Los Flavia.

Un guateque con ritmo sarriano
Comentarios