jueves. 09.07.2020 |
El tiempo
jueves. 09.07.2020
El tiempo

La Guardia Civil no descarta nuevas detenciones por el fuego en una nave

Daños producidos por el incendio en el interior de la nave. EP
Daños producidos por el incendio en el interior de la nave. EP
El empresario sarriano arrestado quedó en libertad tras declarar en el juzgado. Los agentes hallaron múltiples productos inflamables esparcidos para facilitar la propagación de las llamas

La Guardia Civil no descarta nuevas detenciones en el marco de la operación Imalda, por la cual fue arrestado el miércoles el empresario sarriano José Díaz Valcárcel, de 80 años, dentro de la investigación de un incendio presuntamente intencionado registrado en julio en una nave industrial de San Xulián da Veiga.

Díaz Valcárcel fue puesto este jueves a disposición judicial por estos hechos y, tras prestar declaración, quedó en libertad sin la imposición de medidas cautelares. Continúa como investigado en este procedimiento y deberá comunicar si se produce cambio de domicilio.

El conocido empresario —fundador de firmas del sector de la madera como Onte, Tableval o Gentina—, negó cualquier participación en el incendio que afectó a una nave de su propiedad, alquilada a otra empresa, y planteó otras líneas de investigación.

La operación Imalda se puso en marcha a raíz del incendio ocurrido en la madrugada del 23 de julio en una nave de la antigua Onte, alquilada por Díaz Valcárcel a una empresa dedicada al rechapado y lacado de tableros y puertas, donde ardieron varias máquinas, además de verse afectado el techo.

La investigación permitió determinar que los accesos a la nave no estaban forzados y que las cámaras habían sido desconectadas

Las primeras investigaciones ya apuntaban a un posible origen intencionado dado que no había accesos forzados y los autores días antes "habrían desconectado las cámaras de seguridad" para dificultar la obtención de pruebas, explica la Guardia Civil.

Además, los agentes hallaron múltiples productos inflamables esparcidos por el suelo "formando cordones" para facilitar la propagación del fuego. "Incluso se ha observado una carretilla elevadora portando un depósito de mil litros de disolvente empotrada contra una de las máquinas afectadas".

De igual modo, se detectaron líquidos no inflamables derramados "con la intención de que se propagasen las llamas si bien el autor no llegó a conseguirlo".

DENUNCIA PREVIA. La Guardia Civil destaca "la peligrosidad" del fuego debido a que en la nave "se almacenaba gran cantidad de depósitos y bidones abiertos conteniendo líquidos inflamables empleados habitualmente para la actividad de esta empresa". En este sentido, reseña que unas semanas antes ya había realizado una inspección en esta nave ante la sospecha de que allí se acumulasen productos inflamables para llevar a cabo la actividad laboral. De hecho, fue el propio Díaz Valcárcel quien presentó denuncia ante la Guardia Civil y la Policía Local por la acumulación de este tipo de productos en las instalaciones que tiene alquiladas y para que se retiraran por ser un riesgo.

En los últimos meses, los agentes tomaron declaración a empleados y recabaron pruebas que "habrían permitido determinar la presunta participación" del detenido, "en algunas de cuyas empresas ya se habría producido hace años algún incendio de similares características". Dentro de la operación, que continúa abierta, también se solicitó el acceso a unos ordenadores del empresario en las oficinas de San Xulián.

La Guardia Civil no descarta nuevas detenciones por el fuego en una...
Comentarios