miércoles. 08.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.04.2020
El tiempo

Un grupo de expertos de Barcelona y Australia estudia insectos de O Incio

Uno de los insectos investigados por el grupo de expertos. ANTONIO SERRA / J. GASPAR
Uno de los insectos investigados por el grupo de expertos. ANTONIO SERRA / J. GASPAR
El trabajo, que fue publicado en una revista internacional, se hizo en castañares de A Cruz ► Aboga por no realizar desbroces tempranos para evitar así la desaparición de artrópodos

Un grupo de investigadores de Barcelona y Australia realizó un estudio en castañares de O Incio sobre artrópodos (insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos), que acaba de ver la luz en una revista internacional, Forest Ecology and Management.

Está liderado por expertos de la facultad de Biología de la Universidad de Barcelona (UB), el Instituto de Investigación de la Biodiversidad, el Centro de Recursos de la Biodiversidad Animal de la UB, el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de la Universidad Autónoma de Barcelona (Creaf-UAB), el Museo de Ciencias Naturales de la ciudad condal, y las universidades de Canberra y Melbourne (Australia).

Uno de los investigadores que participa en el estudio es el biólogo y profesor de la UB Alberto Maceda Veiga, quien tiene raíces en O Incio y pasa los veranos en el municipio. Se trata, dice, de una zona de "gran valor ecológico", pues se encuentra en las inmediaciones de los lugares de interés comunitario río Cabe y Ancares-Courel.

Los expertos contaron con 32 puntos de muestreo en castañares centenarios de A Cruz y capturaron 5.490 artrópodos.

Los castañales son unos hábitats "de gran valor ecológico, económico y paisajístico". "Desde el punto de vista biológico, encontramos árboles centenarios y una gran diversidad biológica que se ha preservado a lo largo de los años gracias a la gestión tradicional, actividad que se está perdiendo por el abandono rural". También son "de interés económico porque proveen de frutos y madera, recursos de subsistencia para el mundo rural en el pasado", explica.

En estos castañares abogan por no realizar desbroces tempranos, antes del final del período vegetativo de las plantas del sotobosque, sino en otoño, cuando se recoge la castaña. "El sotobosque no es maleza. Desbrozar antes de tiempo a la larga tiene consecuencias, desaparecen muchos artrópodos", indica Alberto Maceda, quien insiste en que estos animales tienen importantes funciones, como "polinizar, descomponer cadáveres o regular plagas".

Pone de ejemplo unas pequeñas avispas, que son parásitos de otros insectos, como la avispilla del castaño. "Con un bosque de castaño muy puro, sin sotobosque, limpio, parece que la plaga del castaño se puede extender más", señala.

También estudiaron especies invasoras como la avispa velutina y la mosca de la fruta, procedentes de Asia. Esta última "pulula por castañares", dice, aunque por ahora desconocen su impacto.

En el estudio analizaron la influencia de los ríos en la biodiversidad de los artrópodos en bosques que no son de ribera. Cuanto más lejos se está de un cauce, mantener zonas con un sotobosque alto es especialmente decisivo para preservar el microclima fresco y húmedo que necesitan los artrópodos, indican en el trabajo. En este también destacan el valor de estudiar la biología de grupos relativamente desconocidos, como las moscas, de las que existen más de 100 familias en la península ibérica y son importantes en procesos de polinización, descomposición y control de plagas.

Un grupo de expertos de Barcelona y Australia estudia insectos de O...
Comentarios