martes. 17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo

Las gemelas Jiménez, alumnas 10

Ruth Darisa (izquierda) y su hermana Dara Emilia. D.M.P.
Ruth Darisa (izquierda) y su hermana Dara Emilia. D.M.P.

Las hermanas de Sarria Ruth y Dara han acabado el ciclo superior de telecomunicaciones e informática en el IES Gregorio Fernández con dos de los mejores expedientes del centro

El sueño de cualquier alumno es aprobar todas las asignaturas con un diez. Las gemelas Ruth Darisa y Dara Emilia Jiménez, oriundas de Sarria, lo han conseguido en el ciclo superior de formación profesional en sistemas de telecomunicaciones e informáticos del IES Gregorio Fernández.

La historia de las hermanas trasciende más que las impecables notas obtenidas. Con sus apenas 21 años de edad, compaginaron los estudios con sendos trabajos, en un bar Ruth Darisa y en un locutorio Dara Emilia. Consiguieron sus objetivos "durmiendo poco y estudiando mucho", aseguran. En una promoción de cinco alumnos, tres eran mujeres y dos hombres. La proporción mayoritaria de féminas es sorprendente, ya que en el campo de la informática la mayoría son hombres.

Actualmente continúan en sus puestos de trabajo. "Nos sorprende la poca oferta que hemos tenido", explica Ruth Darisa, debido al excelso trabajo cosechado durante el curso y a que el campo de la informática tiene un gran abanico de posibilidades, desde reparaciones de alarmas, televisiones por cable...

Tienen las expectativas de trabajar algún día en una empresa grande donde puedan "innovar, como en el campo de la electrónica", según indica Dara Emilia. "Si ellas viviesen en otra provincia diferente a la de Lugo, que tiene muy poca industria vinculada a la tecnología, no tendrían problema alguno en encontrar trabajo", afirma uno de sus profesores del módulo en el IES Gregorio Fernández, Jorge González.

Dadas las sensaciones positivas del ciclo están a la espera de una oferta laboral, aunque no descartan seguir formándose. "No tendrían problema alguno en hacer la ingeniería de telecomunicaciones", asegura González, debido a las aptitudes que demostraron en el centro. Cuando les enseñaban algún programa informático, "a ellas no les teníamos que explicar prácticamente nada", añade, debido a la pasión demostrada y su gran capacidad autodidacta.

El docente también puso como ejemplo el dron fabricado desde el centro, que las hermanas "prácticamente hicieron", participando en la programación, montaje o diseño. En conjunto, el maestro, que tiene más de diez años de experiencia, considera que este tipo de alumnas es una circunstancia "poco habitual".

PREMIO. Las gemelas también concursaron en los premios extraordinarios de formación profesional de la Xunta y estuvieron cerca de alzarse con los mismos. En este galardón se puntúa principalmente el expediente académico, aunque la valoración se puede aumentar realizando algún curso relacionado con la formación. El ganador se hizo con el premio debido a tener un curso adicional, cosa que las hermanas no pudieron hacer por la imposibilidad de los horarios entre clase y trabajo.

A pesar de ello, nada ha podido manchar el inmaculado expediente de las gemelas Jiménez.

Las gemelas Jiménez, alumnas 10
Comentarios