Garrido cesará a Benjamín Escontrela como responsable de Servizos Sociais

El gobierno bipartito de Sarria se rompe tras la suspensión del programa de conciliación
Benjamín Escontrela y Claudio Garrido, durante la presentación de unas actividades en 2021. AEP
photo_camera Benjamín Escontrela y Claudio Garrido, durante la presentación de unas actividades en 2021. AEP

La suspensión del servicio de conciliación hizo finalmente que saltara por los aires la coalición de gobierno de Sarria. El alcalde, Claudio Garrido (de Camiña Sarria), anunció este domingo que cesará a Benjamín Escontrela (de Galicia Sempre) como concejal de Servizos Sociais. Este, por su parte, aseguró que nadie le comunicó su salida del gobierno y que se enteró de la misma por los medios de comunicación.

Las discrepancias entre los dos socios comenzaron hace unas semanas por el Ibi y la situación se agravó desde el viernes por la suspensión del servicio de conciliación, dependiente del área del edil de Galicia Sempre. La empresa deja de prestar el programa, del que se benefician más de 200 niños, por el impago de ocho facturas por más de 100.000 euros.

El alcalde comunicó que este lunes dará las órdenes oportunas a Secretaría para preparar el decreto de cese de Escontrela como "concelleiro delegado" de Servizos Sociais, al que acusa de "gravísimas irregularidades coa falta de contratación de conciliación, entre outros motivos".

El edil criticó que el cese fuera comunicado antes a la prensa que a él mismo, pues él no tiene ninguna información por parte de Garrido. "Es la última arma que le queda para seguir atacándome", manifestó el concejal.

Este aseguró que tanto él, como el resto de miembros del gobierno, no tienen "delegada ningún tipo de competencia, soy coordinador de Servicios Sociales, no tengo delegación ni firma". De ahí que defienda que "el competente para realizar la contratación de conciliación es el alcalde", al que, dijo, el 24 de mayo le comunicó que era preciso licitarla, tras lo que el 6 de junio le envió la documentación. Ya el 1 de septiembre le remitió los pliegos de prescripciones técnicas para sacar a contratación el servicio, apuntó, sin que se hiciera.

Garrido sostiene lo contrario, que Escontrela es "o único responsable" de la suspensión de conciliación, pues "como concelleiro delegado tiña completa autonomía para xestionar a súa área". Aseguró que le dieron la oportunidad de justificarse, pero que en su lugar hubo "unha sarta de falsedades e mentiras". Según explicó, hay comunicaciones entre el edil y la empresa "nas que queda acreditado que foi el como edil de Servizos Sociais quen solicitou oito continuacións do servizo sen ningún proceso de contratación e sen facer a pertinente reserva de gasto para asegurar a existencia de fondos suficientes para pagar".

El alcalde aseguró que "dinamita" el acuerdo del gobierno y lo acusó de "irregularidades" en conciliación y la residencia, "deixación de funcións e continuas desleadades". "Un concelleiro que actúa ao marxe da legalidade xa non é que non poida formar parte do goberno, é que ten que estar fóra da corporación", opinó y le pidió que dimita como edil por "dignidade e decoro".

Escontrela no dejará su acta de concejal y le respondió a Garrido que "no es quien para pedir mi dimisión". Aseguró que no habló con el alcalde desde el viernes, cuando "le pedí que no suspendiera la conciliación, que tenía los pliegos técnicos que le mandé el 1 de septiembre, aunque dijo que no se podía y ahora dice que si". Ya el sábado, añadió, el regidor le envió un whatsapp "anunciando que se suspendía conciliación cuando ya era de conocimiento público desde el viernes".

El alcalde considera que el concejal debería "estar máis preocupado polas derivadas xudiciais das ilegalidades cometidas que pola súa carreira política", en referencia a los rumores sobre la posibilidad de que Escontrela sea el candidato del PSOE a las elecciones municipales. El edil de Galicia Sempre volvió a acusar a Garrido de una campaña de "acoso y derribo" en su contra desde que se creó la plataforma del Ibi y a los rumores de su incorporación a los socialistas. Esto último, ironizó Garrido, sería "unha das mellores noticias que poderiamos recibir en Camiña Sarria neste Nadal".

En cuanto a conciliación, el regidor anunció que este lunes  se reunirá con los técnicos para buscar una "solución urxente e provisional" para reanudar el programa a lo largo de esta semana.

La empresa presta el servicio de comedor del parvulario hasta que se resuelva la problemática

La empresa de conciliación también presta el servicio de comedor de la escuela de educación infantil, el que continuará mientras el Concello no tenga una solución, que espera que sea esta semana.

Otra firma se ocupa del cátering del parvulario, mientras que trabajadores de la empresa ayudan a los niños a comer. Un responsable de la compañía considera unha "obligación moral" seguir dando este "servicio esencial".

"Non imos prestar un servizo e non cobrar, nós si cumprimos todos os meses as obrigacións cos nosos empregados e intentamos prestar o servizo da mellor maneira posible"

En cuanto a la conciliación, la compañía informó que el 23 de noviembre registró un escrito en el Concello comunicando que hay unas facturas impagadas por más de 100.000 euros y que dejaría de prestar el servicio el 4 de diciembre. Desde entonces afirmó que no tuvieron comunicación ninguna, por lo que dejan de darlo.

"Non imos prestar un servizo e non cobrar, nós si cumprimos todos os meses as obrigacións cos nosos empregados e intentamos prestar o servizo da mellor maneira posible", señaló el responsable de la firma, quien considera que ahora es el Ayuntamiento el que tendrá que cumplir su parte. De no ser abonada la deuda, la reclamación "acabará nas instancias que teña que acabar".

La empresa comenzó a finales del mes de junio con un "contrato menor de diez días" con la conciliación, "servizo que reiteradamente se pediu que se sacara a licitación". Aseguró que le fueron comunicando por escrito que continuara con el mismo, con peticiones de presupuesto, la última hasta el 4 de este mes. La primera factura de ese contrato menor le fue abonada.

La firma está "sorprendida" por la situación y "doída", pues muchos trabajadores son también usuarios del programa de conciliación.

Comentarios