miércoles. 20.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 20.11.2019
El tiempo

El festival San Martiño Caníbal da la oportunidad a nuevos grupos

La novena edición del festival incluyó una comida a base de cocido para dos centenares de comensales. VILA
La novena edición del festival incluyó una comida a base de cocido para dos centenares de comensales. VILA
La cita musical y gastronómica de Louseiro reúne a 200 personas y combina formaciones consolidadas con otras de reciente creación

El festival de música y gastronomía San Martiño Caníbal de Louseiro, que este sábado se celebró en esta parroquia sarriana, se ha propuesto ser un escaparate para el talento musical del municipio, prestando su escenario tanto a formaciones consolidadas como a otras de reciente creación.

Si el pasado año acogió una de las primeras actuaciones del grupo Malditos Roedores, que en aquel momento todavía no se había constituido como tal, en esta novena edición fue el turno de las pandereteiras Ferreña Libre, nacidas en el seno de la asociación Buril, que el sábado tuvieron en Louseiro la que puede considerarse su presentación en sociedad.

Junto a ellas compartieron cartel otros grupos como Reviravolta, que amenizó la sesión vermú, los sarrianos Taninos Maduros y Louband, y los ferrolanos Los Alcántara, actuaciones en todos los casos de entrada libre. El festival San Martiño Caníbal combina en todas las ediciones la música folk con otros estilos como rock o jazz para llegar a un variado público, según apuntan desde la asociación Os Gorriós de Louseiro, organizadora de este evento.

Como peculiaridad, comienza con una misa oficiada por el polifacético sacerdote Leopoldo Sanmartín e incluye una parte gastronómica con una comida que hace honor al propio nombre del festival y que tiene como protagonistas los productos del cerdo. En la jornada de este sábado fueron unos 200 los comensales que dieron buena cuenta de un cocido, que este año sustituyó al 'porco ao espeto' de ediciones precedentes. Tampoco faltaron las actividades para los niños con una actuación de O Capitán Garfo.

Esta parroquia sarriana, con apenas un centenar de habitantes, se viene caracterizando por su dinamismo social, de forma que no solo organiza este festival musical que es ya un referente de la temporada otoñal en la comarca, con un público fiel en cada edición, sino que también celebra unos afamados carnavales y otros variados actos a lo largo del año.

El festival San Martiño Caníbal da la oportunidad a nuevos grupos
Comentarios