La Festa da Troita sirvió más de 200 kilos en bares de A Pobra de San Xiao

Clientes de uno de los locales de A Pobra de San Xiao degustan las truchas. VÁZQUEZ RIVAS
photo_camera Clientes de uno de los locales de A Pobra de San Xiao degustan las truchas. VÁZQUEZ RIVAS

La Festa da Troita, que se celebra en los establecimientos hosteleros de A Pobra de San Xiao, organizada por el Concello de Láncara, sirvió en la tarde-noche del sábado más de 200 kilos, que pudieron degustar los clientes de forma gratuita.

El Ayuntamiento recuperó esta fiesta de exaltación de un producto tradicional de la zona, y que en tiempos abundaba en las aguas del río Neira, tras dos años de parón por causa de la pandemia.

En su regreso, la cita recibió una gran acogida y fueron muchas las personas que se animaron a saborear las truchas en los siete locales que se adhirieron a la celebración: Mesón do Neira, O Xeitoso, Avenida, Don Cosme, Puchas, Refugio y ConVero.

El Concello repartió 30 kilos de truchas a cada uno de los establecimientos y estos se encargaron de prepararlos con distintas elaboraciones para servirlos a los clientes de forma gratuita como acompañamiento a la consumición de bebida que sí debían abonar. Grupos de amigos y familiares se reunieron para recorrer los bares en un animado ambiente.

La Festa da Troita se programa tradicionalmente para estas fechas próximas al día de San Roque, al que se dedican las patronales de A Pobra. No obstante, este año no se celebran al no haber ninguna comisión organizadora.

La degustación de truchas promovida por el Concello continuará en los bares de la parroquia de Láncara y otras el primer fin de semana de septiembre.