El fallecido al caer su coche a un canal en La Rioja era natural de Río, en Láncara

El hombre, de 62 años, también estaba vinculado con Sarria, de donde es su mujer. Su cuerpo será trasladado a la villa
Imagen de archivo de una ambulancia. EFE
photo_camera Imagen de archivo de una ambulancia. EFE

El hombre de 62 años de edad fallecido al caer el coche que conducía al canal de Lodosa, en La Rioja, era natural de la parroquia de San Martiño de Río, en el ayuntamiento de Láncara.

La víctima, Alberto Álvarez Rodríguez, también estaba muy vinculada al núcleo de Rubín, en el municipio de Sarria, de donde es su mujer. Su muerte causó una gran conmoción en los dos concellos.

El hombre tenía una hija y dos nietos. Al parecer, trabajaba en una empresa de montajes en distintos puntos de España, aunque viajaba con mucha frecuencia a Sarria, donde vive su familia. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana estuvo en el municipio.

El sexagenario era una persona muy querida, tal y como destacaron quienes lo conocían. Su familia, amigos y vecinos esperan por el traslado del cuerpo al concello de Sarria, una vez que le hayan practicado la autopsia. Este martes se desconocía cuándo tendrá lugar el funeral y el entierro.

El lancarés falleció a primera hora de la tarde del lunes, cuando el vehículo, en el que también viajaba un compañero de trabajo, se precipitó al canal de Lodosa, en el municipio de Alfaro. Medios riojanos apuntaron que regresaban de la jornada laboral, aunque otras fuentes indicaron que se dirigían a su empleo.

Según informaron Europa Press y periódicos de La Rioja, en ese momento había un fuerte caudal, pero los ocupantes lograron salir del turismo. El lancarés no sabía nadar y se quedó en el techo del mismo para protegerse.

Mientras tanto, el copiloto logró salir del canal y consiguió ayuda de una persona con una retroexcavadora, que se encontraba próxima al cruce del canal, para intentar que el agua no arrastrara el automóvil con su compañero, señaló el periódico La Rioja.

Sin embargo, el lancarés finalmente cayó al agua y, como no sabía nadar y no le era posible salir por sus propios medios, el copiloto se tiró de nuevo al agua, consiguiendo sacarlo.

La víctima fue trasladada al centro de salud de Alfaro, donde entró en parada cardiorrespiratoria, imposibilitando su reanimación. Cuando su compañero logró sacarlo, Alberto Álvarez "estaba prácticamente ahogado", según apuntó el alcalde de Alfaro en declaraciones al periódico La Rioja.

El lancarés es el tercer fallecido en el canal de Lodosa en lo que va de año. En 2021 murieron otras cuatro personas tras caer también sus vehículos al cauce, dos de ellas cerca del lugar en el que perdió la vida el sexagenario.