viernes. 30.10.2020 |
El tiempo
viernes. 30.10.2020
El tiempo

"Una experiencia así marca un antes y un después en la vida"

Marió Felices. EP
Marió Felices. EP
La residencia de O Incio, donde llegaron a contagiarse de covid 89 usuarios y 46 trabajadores (de un total de 120 y 82, respectivamente), ve al fin "la luz" tras dos meses "duros" en los que, según asegura su directora, Mariló Felices, todo el equipo "luchó hasta el último momento"

Casi dos meses después del contagio y tras las buenas noticias de curaciones de los últimos días, ¿se puede dar por superado el brote?

Solo hay dos trabajadores pendientes de pruebas y tres residentes aislados, el resto son todo negativos. Hasta que nos confirmen que estos tres residentes han negativizado de todo, por la situación tan dura que hemos vivido, estamos pendientes de darlo por superado. Hoy (por ayer) por fin empezamos a ver un poquito la luz, a recobrar la nueva normalidad en lo posible. Pero a pesar de ello fue uno de los días más tristes, porque nunca vamos a olvidar a los que quedaron en el camino, pero hoy hemos notado especialmente la ausencia y el vacío que dejaron.

¿Cómo vivieron estas ocho semanas dentro de la residencia?

Muy duro. Nunca habíamos tenido ningún caso. En todos los cribados siempre habíamos dado negativo. No nos esperábamos esto. Es un virus que tampoco te das cuenta de que está aquí hasta que ya lo tienes dentro. El personal trabaja bajo mucha presión, tanto por los medios de comunicación como por las redes sociales.

¿En algún momento les flaquearon las fuerzas en este trayecto?

No, fue una experiencia muy dura, tanto física como psicológicamente. Esto siempre marca un antes y un después en la vida de las personas que lo hemos vivido. Los profesionales que quedaron en el centro lo hicieron sin horario, sin descanso, demostraron ser unos valientes, unos grandes profesionales, entregados y luchando hasta el último momento. Les estoy eternamente agradecida. A esto hay que sumarle la situación personal de cada uno. Los compañeros que dieron positivo tuvieron que permanecer aislados y los que quedamos aquí que dimos negativo decidimos la gran mayoría aislarnos de forma voluntaria de toda nuestra familia para protegerla. Esto supone una carga psicológica grandísima añadida al trabajo que ya estás viviendo y lo complica.

¿Tuvieron dificultades para cubrir los puestos de trabajo?

Hubo personas que se ofrecieron a pesar de la situación. Vinieron compañeros de otros centros de la fundación, vecinos del pueblo como el matrimonio que cerró su bar… Tuvimos una gran suerte. Un día tocó a nuestra puerta la médica internista Marta Rodríguez, una vecina de O Incio que vivía en Barcelona y estaba aquí de vacaciones. Había vivido allí toda la situación del covid en un centro sociosanitario. Cuando se enteró de la situación se puso a nuestra disposición. Fue tal el vínculo que se creó con el centro que ha pasado a formar parte del equipo de profesionales de la residencia.

"Fue un chute de energía que los vecinos vinieran a la puerta y nos aplaudieran. Lloramos dentro y fuera"

¿Les dio ánimo el acto de homenaje que organizaron delante del centro los vecinos y el Concello?

Sí, los vecinos saben la gran labor que se realiza en la residencia y los momentos duros que hemos pasado. Siempre hubo un vínculo especial entre la residencia y el pueblo. Que vinieran a la puerta y nos aplaudieran fue como un chu-te de energía. Se lo agradeceremos siempre. Parecía que en esos momentos casi nadie se acordaba de nosotros y verlos ahí en la puerta... lloramos dentro y fuera.

La parte más dura es la pérdida de esas 21 vidas que quedaron en el camino. ¿Tienen previsto algún acto de homenaje o recuerdo?

Sí, una vez que salgamos de toda esta situación. Porque, además, no podemos olvidar el apoyo incondicional de todas estas familias. Saben que hemos luchado en un trabajo que nadie puede imaginar, hemos sacado adelante con todas nuestras fuerzas a los residentes que estaban en nuestras manos, incluso dos centenarios han superado el covid.

¿Pueden al fin levantar las medidas restrictivas o continúan con el centro desboblado en dos plantas?

Ahora mismo tenemos el centro desdoblado en unidades sociales: las personas negativas desde el principio están aisladas para protegerlas y con todas las personas que han negativizado hemos creado pequeños grupos para empezar a ir a comedor, a salas...

Algunas de las últimas altas corresponden a positivos del inicio del brote, ¿cómo es posible que tardaran tanto en negativizar?

Nosotros dependemos de preventiva del Hula, ellos establecen un calendario y siguen sus criterios para realizar las pruebas pertinentes. Nos van dando los datos de las personas que van negativizando, pero no sé el criterio que siguen.

El primer positivo se vinculó con el brote de Monforte de Lemos. ¿Tienen constancia de si esa persona acudió a trabajar con síntomas?

En el momento en que la trabajadora nos manifestó que tenía un síntoma que podía ser covid, no vino a trabajar y se le hizo la PCR. Dio positivo y esa misma tarde nos hicieron las pruebas a todos.

¿A qué atribuye que se haya propgado el contagio tan rápido?

Yo sobre todo lo atribuyo a que es una profesión de contacto directo y continuo entre las personas.

Viendo lo bien que lo habían llevado en el confinamiento, ¿puede ser que se relajase alguna medida?

No, durante el confinamiento el centro estuvo cerrado. El problema está cuando la gente sale y entra. Aquí los protocolos se llevaron siempre, nunca hubo ninguna medida que no se cumpliera ni ninguna relajación.

¿Cómo han sobrellevado los mayores estos dos últimos meses?

Incluso nos preguntaban si estábamos cansados, nos daban apoyo. Jamás han estado lejos de sus familias porque todos los días se ha informado a sus familiares, se han mandado fotos y hecho videoconferencias, no les faltó de nada porque estaban en su casa, rodeados de gente que los quiere.

¿Cómo valora la intervención del centro realizada por la Xunta? Cualquier ayuda es positiva. ¿Podrá levantarse pronto?

No sabemos, me imagino que se pondrán en contacto con la fundación San Rosendo.

Qué lecciones sacan de esta experiencia con el covid-19?

Hay cosas muy importantes en la vida que jamás llegas a valorar hasta que vives una situación de estas. El simple hecho de decir: estoy esperando a que todos den negativo para abrazar a mis hijos. A día de hoy es cuando más valoras la familia y las cosas sentimentales y te olvidas de lo material. Fue una situación muy difícil para todos, pero los que han trabajado y trabajan Mariló Felices. aquí son héroes.

"Una experiencia así marca un antes y un después en la vida"
Comentarios