sábado. 17.08.2019 |
El tiempo
sábado. 17.08.2019
El tiempo

Un encuentro jurídico de altura

Autoridades en el acto inaugural. VILA
Autoridades en el acto inaugural. VILA

El presidente del Tribunal Constitucional inauguró las jornadas de Sarria con una apuesta por la "tolerancia" frente a los fanatismos. Prestigiosos juristas abordan los derechos humanos, cuya vulneración supone "un gravísimo problema"

La localidad de Sarria se situó ayer como «capital jurídica de España» con la celebración de unas jornadas que reunieron a destacados magistrados, fiscales y letrados para abordar los derechos humanos, cuya vulneración constituye "un gravísimo problema social y jurídico", señalaron.

El presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, inauguró estas decimoterceras Jornadas Jurídicas, que llevan el nombre de Román García Varela en recuerdo al magistrado sarriano que fue su gran artífice.

Durante su ponencia, González Rivas abogó por respetar la libertad de creencias y aplicar la "tolerancia y la convivencia pacífica tan necesitada en este momento histórico" como principales "antídotos" ante movimientos xenófobos y "efluvios" de violencia, fanatismo y terrorismo.

Además, hizo un llamamiento a todos los profesionales vinculados al ámbito judicial para "seguir propiciando la defensa, la práctica y el desarrollo de los derechos fundamentales" para, de este modo, "profundizar en los valores del estado democrático de derecho".

El presidente del Constitucional estuvo acompañado de los dos directores de las jornadas, Román García-Varela Iglesias y Carlos Lema Devesa, quienes reiteraron su "empeño" en que este foro tenga reconocimiento académico.

García-Varela agradeció, además, el "esfuerzo y el tesón" de varias personas que conocieron a su padre y fundador de las jornadas, gracias a las cuales es posible continuar con su legado. La figura de Román García Varela padre fue también objeto de reconocimiento por parte del alcalde de Sarria, Claudio Garrido, quien destacó "la enorme generosidad que siempre demostró con el pueblo de Sarria", gracias a la cual hoy es posible celebrar estas jornadas que "contribuyen al prestigio" de la villa.

En el acto inaugural participaron, de igual modo, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien expresó el "compromiso" del Gobierno gallego con la "modernización" de la administración de justicia, y el diputado Pablo Rivera, para quien los derechos humanos "deben formar parte del leitmotiv de la administración".

El primer día de ponencias contó con el expresidente del Constitucional, Pascual Sala; el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro; el expresidente de la sala primera del Supremo Ignacio Sierra; los magistrados Cándido Conde Pumpido y Pedro José Vela; el coordinador de extranjería, Joaquín Sánchez-Covisa; el expresidente de sección del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Luis López, y María Muñoz, de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Analizaron temas como la trata de seres humanos o las migraciones. Entre otros asuntos, abordaron la "relación entre la extranjería, normalmente en situación irregular, y las víctimas de trata", las desigualdades que crecen en situaciones de crisis económica o la necesidad de avanzar en la lucha contra la explotación laboral.

A las jornadas asistieron personalidades como la subdelegada del Gobierno en Lugo, el presidente de la Audiencia Provincial y miembros del Foro Xurídico Sarriao. Hoy serán clausuradas por la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, tras una nueva mesa redonda.

Un encuentro jurídico de altura
Comentarios