martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

Una empresa de Sarria sirve por toda España sus mamparas de protección

Mampara instalada en un comercio. VILA
Mampara instalada en un comercio. VILA
Covissa elabora un nuevo producto adaptado a los negocios que siguen de cara al público

Las crisis ponen a prueba la capacidad de adaptación y son tiempos para reinventarse, aguzar el ingenio e intentar hacer más con menos. En este contexto de alerta sanitaria, la empresa sarriana Covissa, valiéndose de la infraestructura de la que ya dispone para sus trabajos de comunicación visual, ha diseñado unas mamparas de protección que están registrando una alta demanda en toda la geografía española.

Según calcula su gerente, Javier Rodríguez, en menos de dos semanas fueron unas 300 las mamparas que salieron de estas instalaciones con destino a numerosos establecimientos de Sarria como farmacias, bancos, panaderías o estancos, pero también de negocios asentados en otras ciudades como Valencia, Palma de Mallorca, Madrid o Barcelona.

La pandemia del Covid-19 ha convertido los sistema de protección personal en productos "de primeira necesidade", comenta Javier Rodríguez, cuya empresa está recibiendo pedidos «de calquera tipo de negocio que segue tendo algo de atención ao público».

La demanda de los clientes les llevó a adaptar el trabajo a las necesidades del momento para servir un tipo de mampara de elaboración rápida, instalación inmediata y sencilla, y un precio ajustado. Utilizan para ello "metacrilatos de varios espesores en función das existencias que hai no mercado" dado que el principal problema que se encuentran es «conseguir o material», señala.

Recibió ya más de 300 pedidos para instalar en farmacias, bancos, panaderías o estancos

El objetivo es "atender a demanda no menor prazo posible", de ahí que el envío pueda realizarse en el mismo día. Según Javier Rodríguez, "neste momento non se trata de facer negocio senón de colaborar na medida do que podas. Entendemos que esta é unha maneira de axudar nesta situación, outra cousa non sería ética", dice el gerente, en alusión al precio, que ronda los 60 euros.

Estos protectores se han generalizado en los establecimientos de Sarria y su comarca y, en opinión de Rodríguez, serán un producto que perdurará en el tiempo y que se convertirá en habitual en negocios de cara al público.

"O risco de contaxio vai estar aí e, a raíz desta situación, haberá un cambio de mentalidade en moita xente. Seremos máis precavidos e aprenderemos a coidarnos un pouco mellor", pronostica el gerente de Covissa, quien no descarta que comercios ahora cerrados instalen este tipo de barrera física una vez abran de nuevo.

Las restricciones de actividades decretadas en estos últimos días no han afectado a la empresa sarriana, que continúa elaborando estas mamparas de protección para combatir la pandemia, si bien sí ha detectado una ralentización en los pedidos con respecto a jornadas precedentes.

Al igual que la mayoría del tejido empresarial, Covissa, con siete trabajadores en la actualidad, se mantiene a la expectativa de ver cómo evoluciona esta situación.

Una empresa de Sarria sirve por toda España sus mamparas de protección
Comentarios