lunes. 12.04.2021 |
El tiempo
lunes. 12.04.2021
El tiempo

Emprender en tiempos de covid

Noemí Díaz García, en las instalaciones de Gaia. VILA
Noemi Díaz García, en las instalaciones de Gaia. VILA
La sarriana Noemi Díaz acaba de abrir su primer negocio, un centro de estética, pese a la pandemia

Los convulsos tiempos del covid-19 no han arredrado a la joven sarriana Noemi Díaz García a la hora de perseguir su sueño. A sus 27 años, y con una mochila cargada de "ilusión y ganas", acaba de abrir su primer negocio, un centro de estética, convencida de que "si te esmeras en que te vaya bien, y lo intentas, al final lo consigues, con pandemia o sin ella".

Gaia es el nombre elegido para el establecimiento que ha puesto en marcha en la calle Calvo Sotelo de Sarria, junto al cruce de Catro Camiños, un proyecto para el cual contó con el apoyo de sus padres y su pareja, y con el que cumple el deseo de ser su "propia jefa".

Pero, antes, Noemi Díaz tenía su vida orientada hacia el ámbito del deporte. Cursó un ciclo de animación y actividades físicas en Lugo y trabajó en el gimnasio Body's, que regenta su padre, hasta que le diagnosticaron una enfermedad crónica en la rodilla, por la cual ya fue operada dos veces sin descartarse una tercera.

Contenta con la acogida, dice que "si te esmeras y lo intentas, al final lo consigues"

Según relata, los médicos le aconsejaron entonces que se planteara dedicarse a otro tipo de trabajo y, tras someterse a la primera intervención quirúrgica, en diciembre de 2018, decidió volcarse en el sector de la estética asistiendo a cursos de formación.

En septiembre del pasado año alquiló el local de Catro Camiños –anteriormente ocupado por una mercería y más tarde por una frutería–, tirando de ahorros y renovándolo por completo.

La pandemia "complicó un poquito" la ejecución de la reforma, pero en ningún caso echó para atrás a esta emprendedora, a la que sí ha condicionado en el sentido de "dedicarle más horas".

"Como te pares mucho a pensar nunca lo haces, siempre encuentras una excusa. En este país llevas una crisis detrás de otra", reflexiona la joven, quien confía en el esfuerzo y la perseverancia como claves del éxito.

Tras meses de reforma, el pasado febrero abrió al público y, pese a toparse con el cierre perimetral, se muestra "contentísima" con la acogida de la clientela. "La gente al entrar lo primero que comenta es la amplitud del local y lo bonito que quedó. También me dice: "¡qué atrevida y qué valor abrir ahora!". Pero yo no considero que fuera valor porque era una idea que tenía de antes. Siempre quise hacerlo", explica Noemi Díaz.

CLIENTELA. Al frente del salón Gaia ofrece tratamientos de estética, masajes, uñas o depilación, siendo estos dos últimos los más demandados por un tipo de cliente sin límite de edad. "Viene desde gente joven hasta mi abuela de 90 años", señala esta sarriana, quien también tiene demanda entre los varones. "El estereotipo de que son cosas de mujer lo estamos retirando. Se cuida cualquiera y a todos nos gusta vernos bien", apunta.

Además, ha podido comprobar que la pandemia no ha frenado a aquellas personas que tenían por costumbre hacer uso de este tipo de servicios. "La gente que se arregla, por norma general lo sigue haciendo", añade la esteticista, quien sí ha notado la ausencia de eventos sociales. "Eso repercute mucho. Por ejemplo, yo también hago tocados y, si no hay bodas, no los vendo", ejemplifica. Lo que no cambia, con pandemia o sin ella, es su "ilusión". "Yo vengo contenta a trabajar", concluye.

Crea y vende objetos de artesanía
La afición por la artesanía es otra de las facetas de Noemi Díaz, quien quiso darle presencia en su proyecto. Por ello, en Gaia pone a la venta, además de cosmética natural, objetos de bisutería, complementos y decoración elaborados por ella misma. "Hice artesanía toda la vida y, con una pandemia y dos operaciones, tienes más tiempo", afirma.

AMANTE DE LA NATURALEZA. La joven se declara "amante de los animales y la naturaleza". Por eso, quiso que la decoración de su local fuese "muy natural, con madera clarita y con plantas". Con la esperanza de poder contratar personal en el futuro, no duda en asegurar que "Sarria se está volcando muchísimo en el pequeño comercio".

Emprender en tiempos de covid
Comentarios