martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Detenido un vecino de Sarria por varias estafas a través de una agencia de viajes 

Juzgados de Sarria, en la Rúa Maior. PORTO
Juzgados de Sarria, en la Rúa Maior. PORTO
Les decía a los clientes que tenía una "oferta inmejorable" para que le adelantasen parte del dinero

La Guardia Civil detuvo en la tarde de este miércoles a un vecino de la localidad de Sarria como supuesto autor de una estafa a 154 clientes de toda Galicia cuando trabajaba en una agencia de viajes de la villa. El importe de lo presuntamente estafado alcanzaría unos 300.000 euros.

El hombre, arrestado dentro de la operación Toursa, está acusado de delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad documental y publicidad fraudulenta, según informaron ayer desde la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo. Está previsto que pase este jueves a disposición del juzgado de primera instancia e instrucción de Sarria el arrestado, que devolvió una parte del dinero supuestamente estafado a varias de las víctimas.

Los hechos se vendrían sucediendo desde finales del pasado año, cuando el detenido estaba trabajando en la agencia, ubicada en la Rúa Calvo Sotelo, en las inmediaciones del cruce con la calle Formigueiros. Presuntamente el sarriano contactaba con vecinos y amigos para ofrecerles productos. Estos le solicitaban directamente a él, a través de programas de mensajería instantánea, presupuestos de viajes por la "confianza" existente, señaló la Benemérita.

MODUS OPERANDI. Según el instituto armado, cuando el empleado se encontraba solo en la oficina o fuera de esta, informaba a las víctimas de que había una oferta "inmejorable", pero para conseguirla debían realizar cuanto antes el pago de gran parte del coste del viaje "o esa oferta desaparecía". Una vez que los clientes acordaban realizar la reserva, el trabajador supuestamente les facilitaba números de cuentas pertenecientes a dos entidades bancarias de las cuales él era el único titular.

Cuando recibía el importe solicitado, el hombre les decía a las víctimas que ya se había realizado la reserva y emitía "en numerosas ocasiones documentos y certificados falsos".

En estos figuraban números de localizadores de viajes y hoteles e incluso, en «muchos de ellos», estampaba el sello de las agencias de turoperadores "en un intento de simular que se trataba de documentos reales y darle mayor confianza a las víctimas".

En la agencia de viajes se dieron cuenta de este proceder del trabajador, que fue despedido a principios de año, y "comenzaron los problemas con las supuestas reservas" que había simulado realizar, según indicó la Guardia Civil. Al parecer, todo se descubrió cuando un cliente llamó a un hotel en el que se iba a alojar y le informaron de que allí no había ninguna reserva.

RECLAMACIONES. Al destaparse los hechos, los afectados acudían a la agencia de viajes para solicitar información acerca del estado de las reservas y reclamaban la devolución del importe abonado o la confirmación del viaje pedido. Los hechos habrían sido denunciados por el establecimiento sarriano antes de declararse el estado de alarma de la pandemia del coronavirus.

Debido a este, los agentes de la Guardia Civil tomaron declaración a 48 de los afectados a través de videollamada, formalizando las manifestaciones en dependencias oficiales una vez que se levantó el estado de alarma.

Detenido un vecino de Sarria por varias estafas a través de una...