miércoles. 08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo

Detenido en Sarria por propinar una paliza e intentar violar a una vecina

Ruta de As Aceas, donde se produjo la agresión. PORTO
Ruta de As Aceas, donde se produjo la agresión. PORTO
La agresión ocurrió en As Aceas y la víctima, de 67 años, llegó a quedar inconsciente. El hombre está en libertad con orden de alejamiento

Una vecina de Sarria de 67 años de edad sufrió el miércoles una brutal paliza y un intento de agresión sexual cuando paseaba por la ruta de As Aceas. El supuesto autor, de 23 años, fue detenido y el juzgado de primera instancia e instrucción de Sarria decretó este viernes su libertad, aunque con una orden de alejamiento de 300 metros de la mujer y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio. El hombre, también vecino de la villa, es investigado por un delito de lesiones y una posible tentativa de agresión sexual.

Los hechos ocurrieron poco después de las seis de la tarde del miércoles. La mujer, como hace habitualmente, salió con sus dos perros por As Aceas, una ruta que discurre junto al río y que es utilizada por numerosos vecinos.

La víctima se encontró durante el paseo con otra sarriana, con la que estuvo charlando y, según diversas fuentes, vio pasar al presunto agresor en una bicicleta. Después de despedirse de la vecina, siguió caminando y se encontró la bicicleta estacionada.

Mientras continuaba su paseo, el hombre supuestamente se dirigió a ella por la espalda y le preguntó por qué lo insultaba. Ante lo que ella le respondió que no había dicho nada. Ese momento sería aprovechado por el agresor para agarrarla por la cintura y gritarle en repetidas ocasiones "quiero follar". Rápidamente la mujer intentó liberarse, aunque en el forcejeo el atacante le arrebató el palo que utiliza ella cuando camina. Supuestamente fue con ese objeto con el que el hombre la golpeó en la cabeza.

Aunque la mujer se siguió resistiendo y defendiendo, el agresor no paró de golpearla, llegando incluso a partir el palo, hasta que la víctima terminó por caer de nuevo al suelo. Al ver que sangraba abundantemente por la frente, el agresor le habría pedido que se limpiara la cara.

Además aprovechó que la mujer ya no podía levantarse para, presuntamente, ponerle los pies encima y pisarla en las costillas y el cuello, hasta dejarla inconsciente. Al parecer, la sarriana no sabe el tiempo que pudo permanecer en ese estado, pero cuando despertó y se levantó, el agresor todavía continuaba allí. En ese momento le volvió a decir "quiero follar" y ella, para librarse de él, le dijo que tenía una enfermedad contagiosa.

Al escuchar esto, la actitud del hombre cambió y, al parecer, le llegó a pedir perdón y solicitó a su víctima que no avisase a la Guardia Civil. En ese momento, la sexagenaria se dio cuenta de que le faltaba su móvil y que al ver que lo tenía su atacante le pidió que se lo devolviese. El hombre obedeció e incluso llego a ofrecer la mano a la mujer en señal de amistad.

Al sentirse liberada la mujer aprovechó para abandonar rápidamente el lugar y alertar a su familia, que acudió a buscarla. La sexagenaria fue trasladada al Punto de Atención Continuada (PAC), tras lo que fue derivada al Hula de Lugo.

La mujer, que permaneció hasta la madrugada en el centro sanitario, presenta múltiples contusiones y tuvo que recibir varios puntos de sutura en la frente y la cabeza. Este viernes se recuperaba de lo acontecido en su hogar.

Los hechos fueron denunciados ante la Guardia Civil, que en la mañana del jueves procedió a la detención del joven, quien cuenta con antecedentes. Este viernes pasó a disposición del juzgado, quien decretó su puesta en libertad, pero con las medidas cautelares.

La brutal agresión generó una gran alarma en la villa. El Ayuntamiento condenó estos hechos y señaló que reforzará la presencia policial por aquellas zonas donde los vecinos suelen salir a pasear, como es el caso de As Aceas. Además, pidió a los sarrianos que si tienen cualquier duda o ven algo extraño llamen a la Policía Local.

Detenido en Sarria por propinar una paliza e intentar violar a una...