miércoles. 08.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.04.2020
El tiempo

Desde Sarria hasta el altar

La pareja, en su boda. PAZO DE SAN LORENZO
La pareja, en su boda. PAZO DE SAN LORENZO

Los estadounidenses Karla y Jason de los Reyes contrajeron matrimonio en Santiago, aunque antes de la ceremonia quisieron recorrer juntos el Camino desde Sarria. The New York Times y un periódico católico americano se hicieron eco de la boda.

A Karla y Jason de los Reyes los dejó marcados el Camino de Santiago, que recorrieron hace unos años por separado. Por ello, estos estadounidenses eligieron Compostela para contraer matrimonio, pero antes quisieron completar (esta vez juntos) la ruta jacobea desde Sarria. Una peregrinación y boda de la que se hicieron eco en The New York Times y en un periódico católico norteamericano.

Ella había recorrido la histórica vía en 2015, mientras que él lo hizo en 2018. Cuando decidieron casarse barajaron El Salvador, país del que es originaria la novia, o Texas, de donde es el chico. Sin embargo, finalmente se decantaron por Santiago por la importancia que tuvo para ellos la peregrinación a Compostela. "Nos referimos a nuestra planificación de la boda como un camino", indica Karla de los Reyes en declaraciones a The Arlington Catholic Herald.

El Pazo de San Lorenzo de Santiago fue el lugar escogido para su boda, que se celebró el 12 de diciembre al ser la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe. La pareja, que reside en Washington, tuvo "mucho apoyo" de sus familiares para preparar la celebración y la peregrinación, explica Jason de los Reyes. "Empacamos todo para la boda y lo dejamos con nuestros padres para que lo trajeran a España. Y los amigos también se unieron en largas caminatas de entrenamiento", cuentan los estadounidenses.

La pareja, que ya había peregrinado por separado, afirma que en esta ocasión fue más difícil al ser invierno y temporada baja

Comenzaron así su aventura juntos por el Camino desde Sarria, que fue su particular paseo hasta el altar y la transición entre su noviazgo y su matrimonio. En esta ocasión su travesía fue más difícil al ser pleno invierno y temporada baja. Según relatan a la prensa norteamericana, se encontraron con algunos contratiempos, como el segundo día de su peregrinación, cuando solo pudieron comer una vez porque todos los bares estaban cerrados.

"En condiciones menos que ideales pudimos aprovecharlo al máximo", apunta Jason de los Reyes, un veterano de la guerra de Irak. En este país sirvió como integrador de sistemas de inteligencia militar y actualmente trabaja en una empresa de consultoría tecnológica, recoge el periódico The New York Times. Por su parte, Karla de los Reyes es maestra de infantil en una escuela de Alexandria, una ciudad ubicada muy cerca de Washington.

Para el matrimonio la ruta jacobea sirvió para conocerse más, aseguran. "Creo que lo que sea que tengas en tu relación será amplificado por el Camino. Si hay algo que te molesta de tu pareja, saldrá a la luz. Pero si tienes una base sólida, eso se amplificará", señala Jason de los Reyes. Su pareja afirma que la peregrinación les enseñó que "podíamos confiar mucho el uno en el otro y hacia Dios". "Aprendí que podíamos ver la diversión en nuestra propia miseria", añade Karla de los Reyes.

En The Arlington Catholic Herald los dos estadounidenses recomiendan a todo el mundo disfrutar de la experiencia del Camino de Santiago. La ruta es protagonista de muchas historias de amistad y también de amor, como la de este matrimonio estadounidense. Incluso hay parejas que se conocen durante la peregrinación y, ante la importancia que tuvo para ellas, algunas deciden casarse o vivir en localidades del propio Camino de Santiago.

Desde Sarria hasta el altar
Comentarios