domingo. 25.08.2019 |
El tiempo
domingo. 25.08.2019
El tiempo

El corredor de Sarria ya se cobró la vida de 12 personas en los últimos cinco años

Trabajos de un vehículo accidentado en el corredor de Sarria. VILA
Trabajos de un vehículo accidentado en el corredor de Sarria. VILA

La gravedad de los accidentes pone sobre la mesa la necesidad de construir la autovía. Este martes ocurrió otro percance en una de las salidas

El corredor de Sarria se ha cobrado ya doce vidas en los últimos cinco años, la última de ellas el pasado lunes a la altura de Oural, donde falleció un vecino de 49 años al colisionar contra un camión. La gravedad de los siniestros ocurridos en esta vía, donde este martes hubo un nuevo percance con un herido leve, reaviva las demandas de construcción de una autovía entre Lugo y Monforte.

Si hubo un mes especialmente fatídico en el corredor fue el de octubre de 2014. Cinco vecinos de la comarca, con edades comprendidas entre los 34 y los 82 años de edad, fallecieron en dos brutales colisiones con pocos días de diferencia. Una de ellas, a la altura de Betote, le costó la vida a una pareja residente en Sarria mientras que la otra, en O Corgo, se saldó con la muerte de dos lancaresas (madre e hija) y un paramés.

En 2015 entró en servicio la totalidad del corredor hasta Monforte y, al año siguiente, se registraron otros dos siniestros, uno de ellos en el alto de Oural (donde falleció una mujer de O Incio) y otro en el concello de Lugo, donde pereció un sarriano de 52 años.

En 2017 murió una octogenaria de Sarria en otra colisión en O Corgo y, el pasado año, fueron tres las víctimas mortales: un vecino de Monforte que impactó contra un autobús a la altura de Bóveda y dos sarrianos implicados en un choque seguido del incendio de uno de los vehículos en O Páramo.

Todos estos accidentes, en su gran mayoría por colisiones frontales, ponen sobre la mesa, una y otra vez, la necesidad de desdoblar el corredor y convertirlo en una autovía, teniendo en cuenta, además, el aumento de tráfico en esta carretera, que en años pasados llegó a ser hasta cinco veces más que la media de Galicia.

La mayor conflictividad se localiza entre Sarria y Lugo, donde son reducidas las posibilidades de adelantar. De hecho, este es uno de los motivos por los cuales la Xunta decidió comenzar el desdoblamiento por el tramo comprendido entre Sarria y la salida de A Pobra de San Xiao y O Páramo, donde solo hay un 10% de opciones en sentido Lugo y un 30% en dirección Sarria. La planificación del Gobierno gallego pasa por licitar este año estos 11,5 kilómetros de autovía, para que estén en construcción en 2020 con una inversión de 23 millones de euros. El Parlamento también pidió en mayo que, de forma paralela, se avance en los trámites para desdoblar el corredor hasta Lugo.

Dada la siniestralidad en este tipo de vías, se barajó la posibilidad de colocar en algunos tramos bolardos entre carriles, opción que fue descartada al entender que podían ser un obstáculo para la circulación de vehículos de emergencias. Según la Xunta, sí se colocaron resaltos sonoros en la separación de carriles y se analizará si proceden medidas complementarias de seguridad, aunque en este último accidente mortal "as causas non parecen estar relacionadas co estado da vía".

Este martes se produjo un nuevo percance en el corredor. Ocurrió sobre las 14.50 horas, en el ramal de salida hacia el centro de Sarria y Paradela, donde se accidentaron dos vecinos de este último municipio (padre e hija) al salirse de la vía su turismo, impactar con un talud, volcar y volver a su posición original, pero en sentido contrario al de su marcha. Los bomberos de Sarria ayudaron a los sanitarios a rescatar al copiloto, quien no quedó atrapado. Se trata de un hombre de 78 años de edad, M.L.L., que fue trasladado al Hula para recibir asistencia médica. En este mismo centro ya dieron el alta a la conductora, de 39 años. Hasta el lugar acudieron, además, agentes de Tráfico y de la Policía Local.

El corredor de Sarria ya se cobró la vida de 12 personas en los...
Comentarios