El Concello de Sarria pide que vuelva al INSS el viejo ambulatorio y tratar su compra

El gobierno de Camiña Sarria denuncia su estado de "abandono" y falta de mantenimiento
El antiguo centro de salud de Sarria. EP
photo_camera El antiguo centro de salud, que sufre humedades. EP

El gobierno municipal de Sarria pide que el antiguo centro de salud de la villa vuelva al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para estudiar después con este su compra por parte del Concello. El inmueble fue cedido en su día por dicho organismo a la Xunta de Galicia.

Desde el gobierno, de Camiña Sarria, llevarán la solicitud al pleno municipal a través de una moción, pues consideran que sería necesaria la devolución inmediata del edificio al INSS por "incumprimento" ante "unha nula xestión nos últimos trece anos" de la Administración autonómica. "Hai que asumir as responsabilidades pertinentes e actuar de maneira inmediata para revertir esta situación", opinaron.

Según señaló la formación, el edificio "atópase nunha localización estratéxica para o desenvolvemento urbanístico e social da nosa vila e a situación ten que cambiar", en referencia al "lamentable estado de abandono" que presenta. Sobre el futuro uso del inmueble si se lleva a cabo su adquisición, Camiña Sarria indicó que está por definir.

La agrupación se mostró muy crítica con el estado de "abandono" del viejo ambulatorio y "a ausencia prolongada dos necesarios traballos de mantemento e conservación", como denunció el portavoz, César No.

El centro sufre "un preocupante deixamento" desde 2011, año en el que la Xunta de Galicia abrió el nuevo centro de salud. Tal y como denunció la formación, el deterioro se puede apreciar desde el exterior, con humedades y filtraciones de agua, la pintura desconchada y grietas en algunas paredes, además de acumularse la basura en los alrededores.

"Esta situación supón un problema de salubridade adicional e un risco innecesario", apuntaron desde Camiña Sarria, que consideran que en el actual estado "dana" la imagen de la localidad al generar "unha sensación de descoido e abandono que impacta negativamente na percepción da comunidade sobre o seu entorno".

El grupo considera que, una vez que la Administración autonómica inició los trabajos de reparación del Muíño do Toleiro, se deberían ejecutar también en el antiguo centro de salud, situado en las proximidades. "Tras catro anos denunciando o estado de abandono do muíño, por fin comezan unhas obras que tiñan unha orde de execución desde fai un ano", se quejó Camiña Sarria, que cree que después de tanto esperar por esta actuación se debería tener en cuenta el entorno y adecentar también el viejo ambulatorio.

Comentarios