viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

Garrido, dispuesto a "asumir el liderazgo" en Sarria, donde hubo 1.200 votos sin representación

Claudio Garrido levanta el brazo en señal de victoria tras presentarse con Camiña Sarria. VILA
Claudio Garrido levanta el brazo en señal de victoria tras presentarse con Camiña Sarria. VILA

La agrupación de electores Camiña Sarria iniciará un "diálogo, no negociación" con las otras fuerzas "por cortesía democrática"

La agrupación de electores Camiña Sarria dio sus primeros pasos el 3 de abril y 54 días después se propone formar gobierno con el aval de ser la lista más votada el domingo. "Asumiremos el liderazgo que nos ha dado la gente", afirma su candidato, el exalcalde socialista Claudio Garrido, quien parece decantarse por un gobierno en minoría con acuerdos puntuales, si bien no cierra puertas.

De hecho, varias personas de su equipo iniciarán contactos con otras formaciones que obtuvieron representación. Será, según precisa, "un diálogo, no negociación, con las demás fuerzas que han salido elegidas para saber su opinión por cortesía democrática".

Efrén Castro: "Neste caso non nos toca a nós mover ficha, pero se Camiña Sarria nos chama, descolgaremos"

Las notorias diferencias con Pilar López cerrarían la posibilidad de acuerdos con el PSOE mientras el BNG no descarta ninguna opción. "Non nos toca a nós mover ficha. Se Camiña Sarria nos chama, descolgaremos o teléfono e falaremos", señala el nacionalista Efrén Castro. También Benjamín Escontrela, que por el momento asegura no haber sopesado ningún escenario con su candidatura de Galicia Sempre, comenta que "nadie se puede negar a dialogar con quien llame".

Garrido, que no participará en esos contactos, tiene claro cuál será su primera misión. En las próximas horas prevé reunirse con el secretario y otros funcionarios municipales para conocer "la situación real del Concello", en el cual le preocupa la falta de presupuesto y el estado de la cuenta general y de la liquidación, dice.

Tras la noche electoral, el lunes se incorporó a su trabajo como inspector veterinario y acudió a la jornada de feria de Sarria donde asegura haber percibido "a la gente ilusionada con el cambio".

Desde las filas del PP, José Antonio García, entiende también que "lle corresponde a Camiña Sarria facer ronda de contactos". Con mil votos menos y la pérdida de un edil, los populares valoran "aguantar o tirón dentro da división que houbo con tantas listas". "Aspiramos a recuperar os votos que se nos escaparon coa fragmentación e que non teñen a ninguén que os represente", señala.

Escontrela: "Hubo un triunfo claro de Camiña Sarria, un descalabro del PSOE y una representación digna para nosotros"

El resultado del PSOE, con dos ediles menos, parece ser un castigo al gobierno de Pilar López. El electorado sarriano, que en las nacionales apoyó mayoritariamente al PSOE, volvió a hacer de este partido la lista más votada en las europeas del domingo, pero no así en las locales. Mientras 2.385 personas votaron socialista en Europa, solo 995 lo hicieron en Sarria, de modo que el BNG a poco estuvo del sorpasso. "Falou o pobo e hai que acatar o que di. Pensamos que non foi valorado o esforzo destes catro anos polas trabas que tivemos", argumenta López.

Para Escontrela, "hubo un triunfo claro de Camiña Sarria, un descalabro del PSOE y una representación digna para nosotros".

El BNG, que "esperaba máis", se muestra "relativamente satisfeito" porque "de todos os partidos desta lexislatura fomos os únicos que nos mantivemos".

Por su parte, Camiña Sarria fue la quinta fuerza más votada en la provincia de Lugo, por delante de Galicia Sempre y Podemos.

Casi 1.200 votos quedaron sin representación
Las elecciones del domingo fueron las más numerosas de la historia de Sarria en cuanto a candidaturas. La concurrencia de hasta diez listas llevó a una fragmentación del voto que dejó a cinco de ellas sin representación al no conseguir el umbral mínimo del 5% para obtener el primer concejal.

Así, fueron 1.192 los votantes que se decantaron por alguna de las cinco candidaturas que quedaron fuera de la corporación, una suma nada desdeñable teniendo en cuenta que PSOE y BNG lograron dos ediles cada uno con menor número de sufragios.

DECEPCIÓN. La decepción se impuso entre los candidatos. Hubo un momento del recuento en el cual Ciudadanos, con Luis Álvarez Rey, tenía un edil, que finalmente no alcanzó al quedar con 313 votos. Uno más consiguió Manuel Sangil con Coalición Galega, cuyas expectativas eran muy superiores. Podemos de Paula Santiago se hizo con 265 sufragios, CxG de Fátima Gómez con 161 y En Marea de Iván López fue la menos votada con 139. 

73,37%. Fue la participación en estos comicios, un porcentaje casi igual al 73,32% de 2015.

Garrido, dispuesto a "asumir el liderazgo" en Sarria, donde hubo...
Comentarios