Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Los coches antiguos toman la Praza da Vila de Sarria en una concentración

Coches antiguos en la concentración de Sarria. VILA
Coches antiguos en la concentración de Sarria. VILA

La nueva asociación de vehículos club Clá[email protected] realizaron un evento en el que participaron 60 coches y motos

La Praza da Vila de Sarria lució este sábado como nunca antes lo había hecho, con unos 60 vehículos antiguos repartidos en tres explanadas y pertenecientes todos ellos a vecinos del municipio y otros puntos de la comarca. Fue la presentación en sociedad del nuevo club Clá[email protected] Sarria, del que forman parte coches y motos cuya antigüedad va desde los años 20 hasta la década de los 80.

Estas joyas del motor se dieron cita en el parque de O Chanto para iniciar un pasacalles hasta la Praza da Vila, donde lucieron durante toda la mañana ante la expectación de numerosas personas y con una ambientación musical acorde con su época de fabricación.

Entre los vehículos concentrados, el público pudo admirar dos Oldsmobile, uno de ellos un Holiday hardtop sedan de 1955 con cuatro amplias plazas y ventanillas sin marco, y el otro un Cutlass de 1967, fabricado en Canadá y con la particularidad de tener seis cilindros en lugar de ocho, según explican sus respectivos dueños.

Tampoco faltaron al encuentro otros modelos como un Alpine matriculado en 1976 -después del cual solo se fabricaron cien unidades más de cilindrada 1.400- o un Ford A de1928 descapotable y cuyo maletero se conocía popularmente como "ahí t pudras".

Trece nuevos socios se dieron de alta en el club durante los actos, de modo que ya son 73

De igual modo, participó un Dodge Dart de enero del año 1969, que representaba "el lujo de la época". Según comenta su propietario, su fabricación fue fruto de un acuerdo entre Barreiros, "el Henry Ford gallego", y la multinacional Chrysler. "Era un coche americano adaptado al mercado europeo", precisa.

El público pudo contemplar, además, una selección de 600 -uno de ellos con maletas en el techo, adquirido por un sarriano en el año 1970 por "97.000 pesetas"- o una furgoneta Volkswagen Transporter T1, de nueve plazas, que se remonta a los 60. "Es la típica hippie que marcó la historia", señala su dueño, que restauró con mimo este vehículo de procedencia alemana y cuyo cristal frontal se puede bajar hasta quedar en posición horizontal.

También fue objeto de una cuidadosa restauración un Renault 4/4 de 1955 que, según confiesa su propietario, "foi o capricho que quixen ter toda a vida", porque ya de pequeño viajaba en uno similar que tenía su padre en Francia.

Estos y otros muchos vehículos forman ya parte de la asociación Clá[email protected] Sarria, que preside Iker Trevijano, y que este sábado no podía estar más satisfecha con la excelente acogida del evento. "La Praza da Vila es un sitio espectacular para la exposición, fue un acierto", señalan desde la organización, al tiempo que valoran la gran afluencia de público. "Mucha gente se sorprendió de que hubiese tantos vehículos clásicos en Sarria. El mérito de esta concentración es que todos son coches y motos de vecinos de la zona y, además, modelos que se ven poco", dicen.

El club Clá[email protected] Sarria arrancó con 60 socios y este sábado se sumaron 13 más. "Se trata de una zona con mucha afición. Para el número de habitantes que hay en el municipio es una pasada la cantidad de vehículos reunidos y otros que todavía quedan en las "palleiras"", comentan desde la directiva.

Tras el "éxito" de este sábado, la asociación se propone ahora organizar una salida en septiembre y trabajar ya en los preparativos de una gran concentración para 2019.

Los coches antiguos toman la Praza da Vila de Sarria en una...
Comentarios