sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

Los colombianos explotados en una granja sarriana esperan "rehacer su vida en España"

Exterior de la granja de Sarria de la empresaria acusada de tener retenidos a tres ciudadanos colombianos. CNP
Exterior de la granja de Sarria de la empresaria acusada de tener retenidos a tres ciudadanos colombianos. CNP

Actualmente residen con familiares en la provincia de Lugo, a la espera de regularizar su situación

El abogado de dos de los tres ciudadanos colombianos supuestamente explotados en una granja porcina de Sarria, Ángel Velle, ha asegurado que lo que persiguen ahora es "rehacer su vida en España". La Policía Nacional liberó a estas tres personas el mes pasado y ahora disponen de tres meses para regularizar su situación en España después de haber llegado como "turistas" al país. 

Por este motivo fue detenida la empresaria que había captado a los tres trabajadores, por los supuestos delitos de trata de seres humanos y explotación laboral. Los tres vivían en condiciones "inhumanas" e "insalubres", según se reflejó en el atestado policial

Ángel Velle ha avanzado que se han personado "como acusación particular" y ha destacado que "ahora están mejor después de la situación tan lamentable que han vivido y viendo la luz al final del túnel". Además, ha comentado que "se encuentran bajo protección de posibles víctimas de trata de seres humanos, y están viendo las posibilidades cuando rematen estos tres meses de regularizar su situación en España". 

La supuesta explotadora no se ha puesto en contacto con las víctimas para pedir perdón, ni tampoco han recibido amenazas

También Velle ha recordado que "ellos estaban bien en su país, vinieron aquí engañados y quieren rehacer su vida en España". El que denunció, Jonh H., "ya había estado aquí, llevaba tres años en Colombia cuando lo llamó esta señora (la dueña de la explotación porcina) para venir a España, previamente había estado cuatro o cinco años y su idea es quedarse aquí y rehacer su vida", ha abundado. 

En cuanto a la supuesta explotadora, ha asegurado que no se ha puesto en contacto con las víctimas. "Ni para pedir perdón, ni tampoco han recibido amenazas", ha aclarado.

DELITOS. En cuanto a la calificación de los delitos, el letrado lucense ha detallado que "es prematuro porque está recién iniciada la instrucción". "Todavía queda tiempo para que se transforme en juicio oral", ha puntualizado.

"Habrá que verlo cuando se realicen todas las actuaciones propias de la instrucción, aunque yo veo un presunto delito de trata de seres humanos y contra los derechos de los trabajadores", ha concretado. 

Según fuentes policiales, los tres colombianos residen en la provincia de Lugo, en la casa de alguno de sus familiares, tras una "vida totalmente miserable" en la explotación sarriana donde no tenían agua corriente, vivían entre ratas, con desperdicios y dormían en un catre que "era una espuma con cuatro hierros". 
 

Los colombianos explotados en una granja sarriana esperan "rehacer...
Comentarios