El alcalde de Láncara envía un chuletón al ministro Garzón

El regidor invita al titular de Consumo a la Feira da Tenreira Galega, para que conozca "a realidade do rural" y de sus explotaciones
Guillermo Iglesias, Jesús Rodríguez y Darío Piñeiro, con un chuletero de ternera gallega. S. IGLESIA
photo_camera Guillermo Iglesias, Jesús Rodríguez y Darío Piñeiro, con un chuletero de ternera gallega.

Poco se imaginará el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que está a punto de recibir un chuletón de ternera gallega gracias al alcalde de Láncara, Darío Piñeiro, cuyo objetivo es que "comprobe a calidade da nosa carne" tras las polémicas declaraciones en las que Garzón recomendaba reducir su consumo. Unas afirmaciones que levantaron ampollas entre los vinculados al sector cárnico, así como en la oposición, para un día después matizar que se refería «a la ganadería intensiva».

Aún así, desde el Concello de Láncara remitieron el jueves un escrito al ministerio solicitando que el titular "rectifique as súas palabras" y que "matice ben o que dixo", además de invitarlo a la próxima Feira da Tenreira Galega, donde podrá "coñecer a realidade do rural e das nosas gandarías", apunta Piñeiro.

La respuesta no se hizo esperar y desde Consumo aseguran que se "acepta a invitación" y trataron de explicar el sentido real de las palabras de Alberto Garzón, tal y como señala el regidor lancarés, preocupado por la repercusión que estas puedan tener en su propio municipio, donde hay "arredor de 400 explotacións cárnicas".

El chuletón que recibirá el ministro la próxima semana -algunos particulares de Láncara ya se interesaron en asumir el coste de su envío, según Piñeiro- saldrá de carnicería Pintín, suministrada por cárnicas Champán, ambas firmas de Sarria que operan con el sello ternera gallega y que también trasladan su desacuerdo respecto a los titulares de Garzón.

"O modelo que se segue en Galicia é diferente e o ministro debería apostar polo produto nacional, que cumpre con toda a normativa europea", apunta Guillermo Iglesias, de Champán -empresa que que gestiona más de 3.000 animales al año de la Indicación Geográfica Protegida y que trabaja con el matadero Frilea, de Castro de Ribeiras de Lea-. Recalca también que la comarca de Sarria "é unha das que máis carne vacúa produce de Galicia", por lo que este llamamiento a reducir su consumo le afecta "directamente". "Eu vexo como saen prexudicadas as dúas partes: o gandeiro que nos vende a carne e o cliente, neste caso as carnicerías", añade Iglesias.

Por su parte, Jesús Rodríguez, de Pintín -con puntos de venta en Sarria y Madrid e industria cárnica en Triacastela-, recuerda que una afirmación así llega en mal momento, "despois do ano tan duro que leva o sector, sen apenas vendas á restauración nin para celebracións", los principales consumidores del producto. Él cree que "todo debe ser consumido na súa xusta medida", pero sin señalar directamente a un género.

Desde el Concello de Láncara, ideador del plan, agradecen la colaboración de ambas firmas y esperan que la reacción del ministro tras degustar la pieza le haga poner en claro sus afirmaciones.