sábado. 16.01.2021 |
El tiempo
sábado. 16.01.2021
El tiempo

La campaña de Cova Eirós ofrece nuevo material del Paleolítico Medio

Arqueólogos trabajando sábado en la gruta.EP
Arqueólogos trabajando sábado en la gruta.EP
Las excavaciones arrancan con la mitad de arqueólogos en la gruta por la crisis sanitaria

La nueva campaña de excavaciones de Cova Eirós, en la parroquia de Cancelo (Triacastela), arrancó hace una semana dando sus primeros frutos. Los arqueólogos destaparon ya las primeras piezas, como material lítico típico del Paleolítico Medio.

Los investigadores trabajan en el nivel cuatro, correspondiente a este período histórico, y lo hacen en la totalidad de la superficie de la galería de entrada de la gruta (unos 15 metros cuadrados). En esta cota comenzaron a excavar el pasado año y se trata del nivel "máis rico" del yacimiento y con una "maior densidade de materiais", señala el codirector de los trabajos, Arturo de Lombera. Lo hallado esta semana, añade, sigue en la línea de lo destapado en 2019. Se trata de "lascas en seixo e cuarcita", restos óseos pequeños -algunos con marcas de fracturación- o astas de cérvidos.

En este nivel hay ocupaciones más intensas que en otras épocas, tipo campamento, y en 2011 ya se descubrió un hogar.

Este año las excavaciones siguen un ritmo "máis lento", pues de los once investigadores que participan en la campaña, solo seis se encuentran trabajando en la gruta. Esto es así por las medidas sanitarias por la pandemia del coronavirus. Sería imposible que los once estudiosos excavaran en la cueva al mismo tiempo por la dificultades de mantener la distancia de seguridad. Por ello, son únicamente seis en el yacimiento y el resto están en el laboratorio, turnándose cada día.

De esta forma también se da un empujón a los trabajos de laboratorio, que llevan a cabo en la Casona de Triacastela, un espacio cedido por el Xacobeo para poder realizar estas labores.

En la campaña participa el mismo equipo, estudiantes que llevan años trabajando en la cueva e investigando sobre ella. Las excavaciones son financiadas de nuevo a través de un convenio firmado por la Consellería de Cultura y la Universidade de Santiago de Compostela (USC), por el que la Administración autonómica aporta 30.000 euros. Se prevé que las labores en la cueva se prolonguen hasta el día 25 o 26 de este mes.

Los investigadores llevan ya doce años trabajando en la gruta, tiempo en el que descubrieron miles de piezas y arte rupestre. Esta última fue descubierta en 2011 y en la nueva campaña no se trabajará en ella. Únicamente fueron revisados los motivos y los arqueólogos no hallaron ningún signo de deterioro. También tomaron alguna fotografía y cuestiones puntuales, ya que un investigador se encuentra estudiándolos.

La campaña de Cova Eirós ofrece nuevo material del Paleolítico Medio
Comentarios