lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

La campaña en Cova Eirós finalizará con más de un millar de hallazgos

undefined
Trabajos en Cova Eirós y fragmentos de micromamíferos. EP
Los investigadores, que terminan sus trabajos este viernes, encontraron en su mayoría material lítico y de fauna. En Cova das Cabras también se localizaron restos de la época medieval

Las excavaciones en Cova Eirós, en la parroquia de Cancelo, en Triacastela, entran en su recta final tras casi tres semanas de trabajos. Un grupo de 15 investigadores llegaba el pasado 6 de agosto a la gruta y este viernes darán por finalizada su intervención, después de superar ampliamente el millar de materiales encontrados, "na súa maioría de lítica e fauna", tal y como apunta el codirector de la campaña, Arturo de Lombera, quien añade que terminan con la sensación de haber cumplido los objetivos.

Los arqueólogos se centraron en examinar el nivel cuatro de Eirós, el correspondiente al Paleolítico medio que continúa aportando gran cantidad de material, y en inspeccionar por primera vez una pequeña boca próxima, Cova das Cabras.

En una cata de 2x1 metros, cuyo objetivo era conocer si en esta gruta también hubo algún tipo de ocupación y qué función tenía, el equipo encontró un "nivel medieval" en el que yacía una vasija de paredes finas muy fragmentada, según explica De Lombera, "semellante a outra que foi atopada en Cova Eirós".

También se localizaron "restos de ovellas e de cabras, tanto no nivel medieval como máis recentes", lo que induce a pensar que el uso pastoril de esta cueva se prolongó a lo largo del tiempo. De hecho, esa función se mantuvo "ata fai pouco, os veciños de Cancelo", relata el investigador, "tiñan ovellas e lembran como as levaban ata alí". De Lombera subraya además que tanto Cova Eirós como esta pequeña gruta sirvieron en la Edad Media "como lugar de almacenamento complementario para os veciños".

undefined

Ciervos y microfauna. El equipo localizó en Cova Eirós pequeños fragmentos de "cervos e animais de gran tamaño, na mesma liña que en anteriores campañas", confirmando así que en el nivel cuatro se asentaron campamentos de neandertales "máis ou menos estables" que procesaban una importante cantidad de fauna y que la del ciervo fue la "caza preferencial ou a que se conservou en mellores condicións". También se descubrieron restos de microfauna como roedores, reptiles o anfibios.

Los más de mil materiales encontrados en esta campaña, financiada por la Consellería de Cultura y el Ministerio de Ciencia e Innovación, corroboran las hipótesis que ya se barajaban y es una cifra similar a la de otros años. "Iso significa que se mantivo o ritmo de escavación a pesar de ser menos arqueólogos na cova, a causa dos protocolos covid", señala Arturo de Lombera, Por delante quedan los trabajos "de laboratorio" para poner en contexto todo lo hallado hasta el momento.

Trabajo de investigación. Las campañas en Cova Eirós centran los trabajos de investigación de los alumnos que participan en ellas, como es el caso de una joven que está estudiando la relación de los vecinos de Cancelo con la cueva y otras próximas, el uso que les daban o el valor que tenían para ellos. "Está sacando datos moi interesantes", avanza De Lombera.

La campaña en Cova Eirós finalizará con más de un millar de hallazgos
Comentarios