sábado. 26.09.2020 |
El tiempo
sábado. 26.09.2020
El tiempo

El Camino de Santiago afronta nuevos desafíos tras una Semana Santa fantasma

Albergue público de Sarria, cerrado al igual que los demás desde mediados de marzo. VILA
Albergue público de Sarria, cerrado al igual que los demás desde mediados de marzo. VILA
 Los albergues viven una situación de incertidumbre a la espera de una futura recuperación

El bullicio de los peregrinos propio de las fechas de Semana Santa ha dejado paso a una estampa fantasma en las localidades jacobeas. Con el Camino cerrado, los albergues perdieron los ingresos del inicio de la temporada y viven una situación de incertidumbre a la espera de una recuperación que tienen claro que llegará aunque desconocen cuándo y qué cambios traerá consigo.

La Semana Santa suele marcar el arranque de la época de peregrinaciones. En los días previos, los albergues abren sus puertas tras unos meses de letargo, en algunos casos con nuevas inversiones y más ante la proximidad del Año Santo 2021. Pero esta vez todo fue distinto. El cierre de establecimientos motivado por la crisis del coronavirus ha dado al traste con las previsiones y muchos, como Iker Trevijano, propietario de un albergue en Sarria, dan por perdida toda la temporada. "Como mucho vendrán españoles pero creo que el peregrino extranjero este año no vendrá», comenta este vecino. «Esto no va terminar con el Camino ni mucho menos, cuando se solucione este problema la gente volverá, pero necesitaremos un tiempo porque al principio la gente va a evitar viajar y las aglomeraciones", opina.

Miguel Ángel Rodríguez, hospitalero en Fonfría, define la situación actual como de "incertidume" y también gran "preocupación" porque ahora mismo "é moi difícil saber en que momento se vai poder abrir sen problema".

Tal y como explica, la convivencia es una de las experiencias básicas del Camino y figura entre las más valoradas por los peregrinos, de ahí la dificultad de que no se vea alterada tras el coronavirus.

Una vez abran de nuevo los templos, el aforo estará limitado 

Rodríguez es también de la opinión de que el Camino no solo tendrá una "recuperación total" sino que incluso se "reforzará", pero este escenario no llegará "ata que o virus non sexa unha ameaza" y hasta que sea posible garantizar al 100% que no haya contagios.

Para el sacristán de Santa Mariña, donde sellan sus credenciales cientos de peregrinos, "este ano por desgraza" apenas habrá ya actividad en el Camino. José Antonio López cree que, una vez abran de nuevo los templos, el aforo estará "limitado", al igual que en espectáculos y otros eventos.

También Jorge López, presidente de la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago na Comarca de Sarria, considera que el coronavirus traerá cambios. "É coma se fora un vagón de tren. Non se pode encher, haberá que espazalo", ejemplifica López, quien no descarta que se establezcan limitaciones en los finales de etapa.

No obstante, el presidente de la asociación, quien participó en una reunión telemática con el conselleiro de Cultura junto a otros colectivos, asegura haber percibido "grande interés por volver a camiñar" y sostiene que, si las autoridades lo permite, en unos meses habrá mucha afluencia.

El Camino de Santiago afronta nuevos desafíos tras una Semana Santa...
Comentarios