domingo. 27.09.2020 |
El tiempo
domingo. 27.09.2020
El tiempo

En busca del hogar canino ideal con la protectora Huellas de Sarria

Teresa Capellá y Leticia Ventosinos junto a Walter, un perro de cinco años que busca un hogar de adopción. DMP
Teresa Capellá y Leticia Ventosinos junto a Walter, un perro de cinco años que busca un hogar de adopción. DMP
La asociación de protección animal cuida actualmente a 20 canes ►Creada en 2016, dispone de una finca a las afueras del concello para la estancia de los perros

El amor que los perros sienten por los seres humanos, en muchos casos, no es correspondido. El abandono o las malas condiciones que tienen que sufrir son comunes. Por ello, nació en 2016 la asociación protectora de animales Huellas de Sarria, dirigida por las sarrianas Teresa Capellá, Leticia Ventosinos y Mónica García. Actualmente se encargan de 20 canes y a lo largo de los cuatro años de actividad atendieron a un total de 305.

El fin de Huellas de Sarria es ayudar a otras protectoras que tienen un exceso de animales. También recogen perros de usuarios que no puedan hacerse cargo de ellos, precisando una cesión. "No se pueden recoger de la calle", aclara Capellá, añadiendo que en la villa el Concello contrató a una empresa para este servicio.

Disponen de una finca alquilada, con opción de compra, de unos 1.800 metros cuadrados para los perros "a las afueras de Sarria, donde no molestan a nadie". Cuenta con un patio, casetas individuales o una piscina. Desde el colectivo prefieren no decir su ubicación ya que en otras asociaciones de Galicia pasaron casos en los que, sabiendo la localización de las fincas, se tiraban perros por encima de la verja.

Es una asociación sin ánimo de lucro, pero mantener las instalaciones suponen costes. Para sufragarlos, realizan actividades como un mercadillo, situado en la Rúa Diego Pazos, abierto de lunes a viernes hasta septiembre. Ofrece artículos donados como ropa, bisutería o juguetes. También hacen recogidas de pienso, en las que llegaron a recibir un palé. Esta semana comienzan la venta de lotería de Navidad, que en dos sorteos pasados les dejó un pellizco. En uno de ellos fueron "60.000 euros, con 200 al décimo", dicen.

Diez voluntarios cuidan los animales los fines de semana y de lunes a viernes tienen a un empleado para ello

Los perros a su cargo están en adopción. Para ello los interesados tienen que superar varios requisitos. Primero realizan una entrevista y, después, un cuestionario con preguntas sobre el tipo de vivienda o qué se hará con el perro durante las vacaciones. El siguiente paso a superar es una prueba de convivencia con el animal. "Suele ser de un mes, pero se puede alargar a los tres para que se adapte al entorno", explica Capellá. Mucha gente devuelve al can en menos de una semana, "algunas personas no se dan cuenta de la responsabilidad que es", sentencia.

Durante la pandemia las adopciones estuvieron monitorizadas. Desde la Consellería de Medio Ambiente llamaron a Huellas de Sarria (al igual que a todas las protectoras de la provincia) cada dos semanas para controlar las entradas y salidas de los perros con el fin de evitar fraudes y que no se usase como excusa para pasear durante la cuarentena.

El Covid trastocó los planes de la asociación. Tenían pensado hacer una ruta de senderismo este verano, donde los asistentes podrían acompañar a un animal de la protectora o hacerla con el suyo propio. "Es una forma de mostrar a los perros", apunta Ventosinos.

Para adoptar a un perro se deben pasar varios requisitos, como un cuestionario y una prueba de convivencia con el can

PERROS EN EL CAMINO. Sarria es una de las etapas con más afluencia del Camino. Por ello, desde la asociación explican que hay muchos casos donde peregrinos que ven a perros sueltos durante la ruta les dan de comer o le hacen carantoñas y los animales les siguen. Al ser Huellas de Sarria la "primera asociación que se encuentran en Galicia" se ponen en contacto con esta. Ejemplo de ello es un pastor alemán, procedente de León, por el que el dueño acudió a Sarria varias veces. En la última les dijo en tono de broma que "a la próxima lo recojo en Santiago".

El problema llega cuando los perros no llevan microchip o un collar identificativo, teniendo que recurrir a las redes sociales. Por ello, Capellá celebra que el Ayuntamiento vaya a hacer un control de chips en el municipio.

La asociación cuenta con la ayuda de voluntarios. Hay tres personas en el mercadillo. Otros diez colaboran en la finca los fines de semana y de lunes a viernes es un empleado el encargado de la misma.

De cara al futuro dicen que "ojalá no fuésemos necesarios", aunque reconocen que seguirán buscando un hogar para los perros que lo perdieron un día. El contacto con la asociación se puede hacer a través de Facebook, en el correo [email protected] o llamando al 644.74.18.25.

En busca del hogar canino ideal con la protectora Huellas de Sarria
Comentarios