jueves. 27.01.2022 |
El tiempo
jueves. 27.01.2022
El tiempo

'La Bestia' espera la resurrección

Actuación del grupo Beatriz en la jornada de reapertura de Litmar, el pasado sábado.
Actuación del grupo Beatriz en la jornada de reapertura de Litmar, el pasado sábado. JSF FOTOGRAFÍA
Los nuevos gerentes de la sala Litmar de Sarria quieren volver a poner en funcionamiento el innovador láser de diseño alemán que estrenó en los años 90 y que le proporcionó gran fama

En la década de los 90 del pasado siglo, unos carteles de gran tamaño situados en la entrada a Sarria daban la bienvenida "al reino de la Bestia". Bajo tal nombre no se escondía ningún ser, sino un potente e innovador láser que se había convertido en la gran atracción de la discoteca Litmar, un establecimiento que en aquella época se encontraba en pleno auge y donde se daban cita cada fin de semana hasta dos mil personas llegadas de distintos lugares para asistir al espectáculo.

El pasado fin de semana, y tras dos años casi sin actividad, la sala reabrió sus puertas con una nueva gerencia, formada por Alberto Bouzón y Daniel Gómez, quienes se proponen resucitar a La Bestia, convencidos de que volvería a ser un importante reclamo porque, pese al paso del tiempo, "seguiría chamando a atención" entre las generaciones más recientes.

La Bestia se estrenó en el año 1993 y fue una apuesta personal de Francisco Vilela, hijo de Lolita y Omar, los fundadores en 1967 de este establecimiento, que en sus inicios tenía ya restaurante, cafetería y la primera discoteca de Sarria. Interesado en la tecnología, Vilela contactó con el programador alemán Martin Koslowski, un profesional de gran prestigio con trabajos en distintos puntos del mundo, quien, según explica, creó para Litmar un sistema único en Galicia por su programación.

"Para min o láser ten un valor incalculable. Foi unha pequena obra miña pola que loitei moito", explica Francisco Vilela

Cerca de 30 millones de pesetas invirtió la sala en la puesta en marcha y la posterior ampliación (en 1996) de este láser, bautizado como La Bestia, que ofrecía distintos espectáculos, cada uno con su historia, en los cuales "sincronizaba música, son e imaxe".

Esta innovación fue todo un acierto y, con ella, la sala "revitalizouse moito". En torno al láser se creó incluso toda una serie de productos con su correspondiente logotipo, como camisetas, pegatinas o cartelería.

La Bestia funcionó de foma continuada durante aproximadamente una década. "Para min ten un valor incalculable", afirma Vilela, quien cree que hoy en día "a programación seguiría tendo éxito". "A xente nova fliparía de velo", añade el impulsor de este láser, a quien le haría "ilusión" volver a verlo en marcha. "Foi unha pequena obra miña pola que loitei moito", comenta.

Por ello, se ofrece a los nuevos gerentes para ponerlos en contacto con el programador alemán de cara a su recuperación y se muestra convencido de que "van coidar" la discoteca, dado que son "xente da casa e coñécena ben".

De hecho Alberto Bouzón ya trabajó como pinchadiscos y su padre fue encargado de la sala. Junto a Daniel Gómez, este sarriano recoge el guante y asegura que el deseo de ambos sería ver de nuevo en acción a "La Bestia" el próximo año.

"Hoxe é moi complicado sorprender, pero seguro que o láser chamaría a atención porque xente que empezou a saír a partir do 2000 non viu nada parecido. Creo que non hai outro igual en España", dice Bouzón, quien recuerda que en su día "foi un pelotazo" y logró "unha aceptación brutal".

REAPERTURA. Los nuevos encargados reabrieron la histórica discoteca el pasado sábado, tras un mes de obras de reforma. Lo hicieron con la actuación del grupo Beatriz, que reunió a unas 500 personas y para la cual, según señalan, contrataron a 14 empleados (siete camareros, cuatro porteros, un encargado de taquilla y dos en las cabinas). Será el número mínimo de puestos de trabajo que se generen en cada jornada de apertura, indican.

Para el próximo día 17 ya tienen prevista la actuación de la orquesta París de Noia, cuyas entradas están a la venta por internet y en los establecimientos sarrianos Tucán, Don Pepe y D"Pont. Por su parte, en la fiesta de fin de año estarán el grupo Nueva Fuerza y el dj y cantante JJ Compota.

Los dos socios tienen ya experiencia en este sector dado que llevan una década al frente del pub Glass de Sarria. Por ello, son conscientes de que Litmar "necesita tempo para levantala pouco a pouco, porque leva moito sen traballar como discoteca e empezar de cero nunha situación como a que temos é complicado".

No obstante, trabajan con la mirada puesta en ofrecer una programación atractiva para "intentar poñer a Sarria outra vez no mapa do ocio nocturno".

'La Bestia' espera la resurrección
Comentarios