sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

Así se fraguó la victoria de Camiña Sarria

Claudio Garrido. VILA
Claudio Garrido. VILA

La agrupación de electores que encabeza Claudio Garrido venció en 19 de las 23 mesas electorales del municipio

Los comicios del domingo supusieron la revelación de una fórmula hasta ahora poco explorada en la comarca sarriana: la agrupación de electores. Triunfó en el concello de O Páramo —donde previsiblemente dará la alcaldía a José Luis López— e hizo lo propio en Sarria, donde la lista de Claudio Garrido resultó también la más votada, venciendo en nada menos que en 19 de las 23 mesas electorales del municipio.

Pero, ¿cómo se fraguó esa victoria? Constituida apenas dos meses antes de los comicios y sin medios como otros partidos para adoptar medidas como el envío a casa de papeletas, Camiña Sarria diseñó una campaña centrada en gran parte en el vis a vis.

Uno de sus grandes aciertos fue la apertura de una sede en el bulevar de Calvo Sotelo, la zona más céntrica de la villa, con amplios ventanales para ver el interior y animar a la gente a entrar.

A pie de calle, el exalcalde, los integrantes de la lista y un gran número de colaboradores, hablaron con múltiples vecinos, organizaron encuentros con colectivos, manejaron las redes sociales y pusieron en marcha un programa con mensajes claros y directos.

Su campaña fue a pie de calle, con mensajes claros y directos, y reuniones con múltiples colectivos

Profesionales de distintos ámbitos, como el derecho o la banca, integran esta candidatura, que obtuvo sus mejores resultados en las mesas de la zona urbana, donde se concentran algunos de los principales problemas pendientes de resolución como Ponte Ribeira.

La agrupación del exalcalde socialista Claudio Garrido fue la más votada en todas las mesas urbanas (incluida la de Vigo de Sarria), si bien es cierto que en algunos casos —como dos de las mesas del Concello o la propia de Vigo de Sarria— a solo uno o dos votos de distancia de los populares.

Tampoco le fue nada mal en la zona rural, que en muchas ocasiones nutre el voto urbano y donde el exregidor centró gran parte de su campaña. De las once mesas repartidas por las parroquias, logró imponerse en siete. En las otras cuatro —Froián, Callás, Vilamaior y Calvor— venció el PP de José Antonio García, duplicando en apoyos tanto en Froián (lugar natal del candidato) como en Callás. La mesa de Calvor, junto a la de Corvelle, fueron las únicas con el PSOE como segunda fuerza.

Camiña Sarria, que empató en escaños con el PP, se impuso a esta formación por 316 votos de diferencia, de los cuales 245 fueron cosechados en la villa.

Como ya había ocurrido en las elecciones de 2019, también hubo un voto mayoritariamente urbano para el médico Benjamín Escontrela, que debe gran parte del concejal conseguido a los apoyos que logró en este ámbito.

Camiña Sarria fue la fuerza más votada en todas las mesas del casco urbano y el PP mantuvo mejor el tipo en la zona rural

Por su parte, el BNG resultó el segundo partido más votado en Callás, por detrás del PP y por delante de Camiña Sarria, superando también a los socialistas (sus socios de gobierno) en las tres mesas instaladas en la casa consistorial, una del colegio de La Asunción y las de Vigo de Sarria, Froián, Callás, Vilamaior, Barbadelo y Santiago da Veiga.

Por lo que respecta a los cinco partidos que quedaron sin representación, el que mejor resistió en la zona rural fue Ciudadanos.

Resultados Sarria

Así se fraguó la victoria de Camiña Sarria
Comentarios