Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Los arqueólogos comienzan este lunes una nueva campaña en Cova Eirós

Trabajos en una campaña anterior de excavaciones. AEP
Trabajos en una campaña anterior de excavaciones. AEP

Durante las excavaciones, que se prolongarán hasta finales de mes, buscarán evidencias de ocupaciones más antiguas y material para datar con precisión el nivel cuatro del yacimiento

Transcurridos diez años desde sus inicios, el proyecto arqueológico en Cova Eirós de Triacastela se mantiene plenamente activo y continúa profundizando en el estudio del Paleolítico. Un equipo de arqueólogos inicia mañana mismo una nueva campaña de excavaciones en este yacimiento, que alberga las primeras muestras de arte rupestre en una cueva en Galicia y donde ya se destaparon hasta la fecha más de 15.000 restos de fauna e industria lítica.

Investigadores de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona son los responsables de este proyecto, que cuenta con la financiación de la Consellería de Cultura. Colaboran también la Diputación de Lugo y el Concello de Triacastela.

Según explica el arqueólogo Arturo de Lombera, codirector de las excavaciones, esta nueva campaña se prolongará hasta la última semana de agosto, con la participación de unas 16 personas que trabajarán en dos turnos y de las cuales la gran mayoría ya tomó parte en prospecciones anteriores en este importante yacimiento, sito en la parroquia de Cancelo.

Durante este mes, el equipo de investigadores tendrá su laboratorio en unas instalaciones del Xacobeo

Durante este período, continuarán excavando en el sector de entrada a la cueva, tanto en el nivel tres -que se corresponde con las ocupaciones más recientes- como en el cuatro, que se caracteriza por ser "dos máis ricos" y donde ya se encontraron en años precedentes restos de hogares, huesos de animales y herramientas. La abundancia de material en esta zona hace que los trabajos sean más lentos, al conllevar registros de cada una de las piezas halladas.

Al mismo tiempo, los arqueólogos tratarán de "atopar evidencias de ocupacións más antigas" durante esta campaña. Será uno de los objetivos, junto con la obtención de restos para "precisar a antigüidade do nivel catro". Según sus estimaciones, podría tener entre 45.000 y 50.000 años, pero la datación exacta será la que determine un laboratorio de Oxford en base al material que se obtenga en Cova Eirós y que le harán llegar los investigadores.

OTRAS CAVIDADES. Los expertos en arqueología desplazados un año más hasta Triacastela se proponen también "revisar outras covas das cercanías para ver se reúnen condicións de ocupacións prehistóricas". Arturo de Lombera concreta que se trata de un "primeiro paso" en la búsqueda de otras cavidades con "potencial arqueolóxico", dado que es probable que más grutas de la zona fuesen habitadas por neandertales y homo sapiens. Será una primera toma de contacto para comprobar las condiciones que presentan y, en base al resultado obtenido, en el futuro podrían hacerse catas.

Durante este mes, el equipo de investigadores tendrá su laboratorio en unas instalaciones del Xacobeo situadas junto al albergue público de peregrinos de Triacastela. Se trata del mismo espacio que el Concello aspira a convertir en un plazo no lejano en un centro de interpretación sobre Cova Eirós.

Los arqueólogos comienzan este lunes una nueva campaña en Cova Eirós
Comentarios