miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

Alquilar en Sarria, casi imposible en los últimos años

Vista aérea de la localidad de Sarria. AEP
Vista aérea de la localidad de Sarria. AEP

Cae la oferta de pisos para arrendar en la villa por la escasez de construcción, estancada desde 2007, y por la proliferación de viviendas de uso turístico, de las que hay una treintena

Sarria se convirtió en una villa en la que resulta casi imposible alquilar un piso durante más de un mes. Diferentes fuentes apuntan a dos hipótesis, el poco movimiento del sector de la construcción y al auge de las viviendas de uso turístico en la localidad.

Las inmobiliarias sarrianas prácticamente no disponen de pisos para arrendar. El número de viviendas ofertables comenzó a decrecer desde hace dos años, aunque 2018 fue el punto de inflexión, pasando a disponer de casi la mitad. La mayoría de las solicitudes se encuentran entre los jóvenes y los domicilios más demandados son apartamentos; es decir, viviendas de 60 o 70 metros cuadrados con dos dormitorios.

Desde la inmobiliara Moreno explican que disponen "de un par (de pisos) de carácter temporal y tres o cuatro de larga duración" y que cuando tienen alguno disponible consiguen alquilarlo casi de inmediato. Por su parte, en la inmobiliaria Sierra sufren una experiencia parecida. Cuentan con tres pisos arrendables, cuando en la misma fecha del año anterior disponían del doble. Al igual que su homóloga, aseguran que "cuando entra un piso nuevo, en dos días lo tenemos alquilado", debido a la alta demanda.

Una de las causas de la falta de viviendas para alquilar es la escasez de construcción en la villa, apuntan desde una de las inmobiliarias. El delegado en la comarca de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción (Apec), Luis Parga, afirma que entre los factores de esta situación está la "falta de capacidade económica dos compradores", puesto que para que los promotores puedan tener beneficios, se debe partir de precios "entre os 80.000 e 100.000 euros". Además, añade que el alquiler no se ve como una salida viable para futuros dueños, ya que "cunha renda de 200 ou 300 euros ao mes, non é rentable".

El número de viviendas de alquiler en las inmobiliarias comenzó a decrecer hace dos años y ahora disponen de casi la mitad que en 2018

Sin embargo, Parga achaca los altos costes a la falta de suelo urbanizable. "Estamos pendentes da segunda fase do polígono", comenta, aunque a día de hoy lo ve como una idea onírica, después de sentirse defraudado con las promesas de los diferentes gobiernos locales a lo largo del tiempo. En definitiva, asegura que "hai poucos solares e caros", lo que produce el estancamiento en el sector.

Por otra banda está el auge de los pisos de uso turístico, que en la actualidad ya son 30 los inscritos en el directorio de alojamientos turísticos de la Xunta de Galicia; 26 de los mismos están disponibles durante todo el año.

Aplicaciones como Airbnb o Booking.com, que tanta controversia crean en Madrid o Barcelona, son un atractivo para personas que deciden pasar poco tiempo en la villa, siendo el máximo legal de 31 días. Los precios oscilan desde los 20 a los 120 euros por día, dependiendo del tipo de vivienda o los servicios solicitados.

"Mi padre tenía una viviendas alquiladas para largas estancias y debido a problemas con los pagos y los desperfectos que causaban los inquilinos" decidieron dar el salto, comenta un propietario que desde hace cuatro años alquila pisos de uso turístico, llegando a establecer una empresa con este fin.

Otra arrendadora, compró un piso y lo inscribió hace un año como de uso turístico. "Ao principio tiña medo. Sen embargo, agora estou contenta; a xente que vén é moi coidadosa", sentencia.

Alquilar en Sarria, casi imposible en los últimos años
Comentarios