martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

El agua de la traída de Renche, en Samos, no es apta para el consumo

Renche, en Samos. GOOGLE MAPS
Renche, en Samos. GOOGLE MAPS
La CHMS confirma que supera el índice de metales, por lo que sería necesario tratarla

La calidad del agua del manantial de Toca, en la parroquia samonense de Renche, no es apta para el consumo humano sin un tratamiento previo de potabilización, ya que sobrepasa el contenido en metales.

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) realizó analíticas después de que los vecinos denunciasen que no podían usar la traída al salir el agua turbia. Los resultados, en lo referente al índice de la presencia de metales, dictaminaron que supera los valores permitidos, por lo que no es adecuada para el consumo humano, sin un tratamiento de potabilización previo.

En cuanto al origen de los metales, la CHMS maneja dos hipótesis. Una tendría que ver con la propia geología y mineralogía del terreno. La otra, estaría asociada a la tubería de captación, en caso de que estuviese hecha de aluminio o hierro. El ente inició una investigación complementaria para determinar el origen de estos metales, incluyendo muestras del arroyo situado en las proximidades de Toca.

La captación está legalizada y el organismo de cuencas recuerda que es responsabilidad del titular que las aguas sean aptas para el consumo.

La competencia de la CHMS es investigar si se produjeron vertidos o alguna acción que dañe el dominio público hidráulico. En este caso, realizaron los análisis al haber una denuncia previa sobre un posible vertido.

ORIGEN. El pasado martes 23, residentes del núcleo de Toca pusieron en conocimiento del servicio de emergencias 112 y la Guardia Civil que no podían emplear el abastecimiento de agua porque salía turbia. Algunos vecinos reclamaron soluciones, puesto que para realizar tareas del hogar básicas debían salir a buscar agua o comprarla en establecimientos.

Son unas 25 personas afectadas, algunos de avanzada edad y dependientes. A esto hay que sumar granjas con vacas, ovejas y cabras, y una empresa de miel.

El agua de la traída de Renche, en Samos, no es apta para el consumo
Comentarios