Pedro Cabrera: "El sector sanitario produce en España un 5% de los gases de efecto invernadero"

Durante años, el cambio climático era una amenaza. Pero esa categoría ya ha quedado atrás. El cambio climático es una realidad que también ejerce como elemento desencadenante de enfermedades y riesgos sanitarios. Una amenaza para la salud y el bienestar no puede ser ignorada por el colectivo médico, que este año ha promovido en España la Alianza Médica contra el Cambio Climático, presidida por Pedro Cabrera
Pedro Cabrera-1-1
photo_camera El doctor Pedro Cabrera está especializado en Neumología. COLEGIO DE MÉDICOS DE LAS PALMAS

¿Cómo surge la idea de crear una Alianza Médica contra el Cambio Climático?
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya alertó hace un tiempo de que el mayor riesgo para la salud humana en las próximas décadas es el cambio climático. Si estamos hablando de salud, los médicos tenemos que estar ahí, prevenir todo el daño que se pueda derivar del cambio climático. Luchar contra este fenómeno, desde el punto de vista de la medicina, no es más que hacer medicina preventiva.  

¿Qué objetivos se han marcado en esta lucha?
Tenemos una lista larga de objetivos, pero el principal es crear entre el colectivo médico la conciencia de lo que significa el cambio climático. Ahora mismo, la conciencia que tienen los profesionales de la salud es la misma que la que existe entre la población general, con un nivel de formación similar. Es necesario generarles esta inquietud, porque cuando los pacientes vean que su doctor está tan preocupado por el cambio climático como por las cifras de colesterol o el consumo de tabaco, entonces aumentará su sensibilidad sobre el tema. En España, los médicos ofrecen alrededor de un millón de consejos a sus pacientes cada día, lo que los convierte en unos 'influencers' de primer orden. Por eso su implicación resulta tan determinante.

Los sistemas sanitarios también son agresivos con el medio ambiente. ¿Han podido cuantificar su huella de carbono?
Efectivamente, el sector sanitario es un agresor del medio ambiente de primera magnitud y, por eso, nuestro segundo gran objetivo es que el sector disminuya su propia huella de carbono. A nivel mundial, esta se sitúa en el 4,4% del total de las emisiones, lo que se traduce en que si el sector sanitario fuese un estado, sería el quinto más contaminante del mundo. En ese 4,4% hay un amplio rango, porque en EE.UU. el sector sanitario produce casi el 10% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero y en España se estima que está en un 5%.

El sector sanitario es un agresor del medio ambiente de primera magnitud

¿Qué es lo que más contamina dentro del sector sanitario?
El 70% de esta contaminación es achacable a las emisiones indirectas, a lo que se genera de puertas afuera: a través de todos sus proveedores, el transporte de mercancías y de medicamentos, el desplazamiento de pacientes... Por eso, una de nuestras metas es que en los concursos públicos se valore positivamente el compromiso de los proveedores con el medio ambiente. Por ejemplo, si hay dos medicamentos con la misma molécula y uno tiene una huella de carbono más baja, el sector público debe primar el que va a contaminar menos.

La Sanidad exige un consumo muy elevado de productos desechables, como jeringuillas, guantes, mascarillas... ¿Cómo se podría reducir esa partida?
Los desechos sanitarios son numerosos y, muchas veces, con la connotación de ser residuos biológicos que exigen un tratamiento específico. Hoy existe una tendencia en el mundo de la medicina de volver a los materiales reutilizables que se puedan esterilizar en centrales de esterilización, en vez de hacer un consumo tan alto de desechables, de plástico... También se deberían buscar nuevos envases para los medicamentos, ya que hoy casi todos van en blísteres de PVC, altamente contaminante, y recuperar los tarros de vidrio. Otra necesidad es moderar el consumo: no hace falta que el personal se cambie los guantes para hacer cada cama de un hospital, ni tampoco que quien está realizando extracciones de sangre deseche unos guantes con cada paciente. Hay una serie de medidas que pueden reducir muchísimo la generación de residuos y los propios hospitales deberían establecer unos protocolos sobre ello. 

El cambio climático ocasiona un impacto en la salud, ¿qué consecuencias están apreciando en sus pacientes?
Yo soy neumólogo y veo que las enfermedades respiratorias se han agravado mucho. Está demostrado, por ejemplo, que por cada grado que aumentan las temperaturas por encima de 29º, la mortalidad de los enfermos respiratorios crónicos sube un 7% y los índices de ingresos hospitalarios, un 4%. Además, un fenómeno que hasta ahora solo era frecuente en Canarias, que son las calimas, que es una concentración de polvo sahariano en el ambiente, empieza a serlo también en la península y esto complica mucho la situación de los enfermos respiratorios, al igual que también lo hace la polución. 

Por cada grado que aumentan las temperaturas por encima de 29º, la mortalidad de los enfermos respiratorios crónicos sube un 7%

Esto es lo que están viendo ahora en sus consultas. ¿Qué creen que se van a encontrar a medio plazo?
En nuestro país empieza a haber problemas ocasionadas por mosquitos, con varios casos de fiebre del Nilo en Andalucía o de dengue en Levante... y lo que se espera es que vayan a más. Estos mosquitos, hasta hace poco tiempo, no encontraban en España un clima propicio para sobrevivir, pero ahora sí lo tienen y, por ejemplo, el aedes está apareciendo en distintos emplazamientos. También habrá más problemas a causa de las olas de calor, ya que cada año está siendo más cálido que el anterior. El 2015 tenía el récord de ser el año con más días clasificados como ola de calor, con 29 días, pero ya ha sido desplazado por el 2022, con 42 días. Se ha estimado que hubo unas 11.000 muertes secundarias a este exceso de las temperaturas.  

Comentarios