Jueves. 27.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 27.06.2019
El tiempo

Yebra y la receta de la Coca Cola

Julio Yebra Pimentel. AEP
Julio Yebra Pimentel. AEP

El alcalde de Carballedo, que lleva en el cargo desde 1983, encadena tres elecciones con más del 70% de los votos a su favor

En 1983 Star Wars cerraba su primera trilogía con la memorable El retorno del jedi, Metallica sacaba su primer disco, en Estados Unidos se emitía el episodio uno de El equipo A y España bailaba al ritmo que marcaba la movida madrileña. Mientras, a muy pocos kilómetros del límite de Lugo y Ourense, Julio Yebra Pimentel agarraba el bastón de mando en Carballedo. Desde entonces no solo no lo ha soltado, sino que nadie se ha acercado siquiera a arrebatárselo.

No es el alcalde más veterano de la provincia -ese récord lo ostenta en Paradela José Manuel Mato, que entró a gobernar en 1979- y en Abadín, José María López Rancaño accedió al Ayuntamiento exactamente el mismo año que Julio Yebra. Sin embargo, Mato y Rancaño han perdido fuelle al bajar su porcentaje de votos al 60,08 y al 57,20%, respectivamente. En ese apartado, Yebra sí saca pecho.

El regidor de Carballedo se hizo en las elecciones del pasado domingo con el 75,10% de las papeletas depositadas en las urnas por sus vecinos. La cifra habla por sí misma, pero es todavía más impresionante si se tiene en cuenta que Yebra lleva tres municipales seguidas superando el 70% de los votos, pues consiguió el 71,98 en 2015 y el 72,28 en 2011. Por supuesto, tiene mayoría absoluta. Nueve de los once concejales del pleno son del PP.

El tiempo no parece hacer mella en Julio Yebra, que dice sentirse en plena forma. Atrás quedaron los problemas de salud que padeció hace algunos años. El regidor asegura que se cuida más, hace deporte y no cae en los excesos. Por esa razón se ve con confianza para llegar a 2023, cuando cumplirá cuatro décadas con el bastón de mando. Se dice pronto.

Muchos se preguntan cuál es el secreto. Yebra lo tiene claro, no lo hay. "Había un filósofo que dicía que o éxito é froito dun 1% de talento e un 99% de traballo. Iso é o que intento facer, traballar polos veciños, ser próximo a eles, captar o que quere a maioría e tomar decisións consensuadas", explica.

También se acuerda del equipo que lo acompaña. "Conto con moi bos colaboradores. Procuro rodearme de xente intelixente, o cal é moito máis importante que a miña persoa", comenta un Yebra Pimentel pletórico tras recibir un nuevo apoyo masivo el 26-M.

Otro posible ingrediente para cocinar mayorías absolutas tan holgadas durante tanto tiempo es la acción de gobierno. Yebra se considera un hombre realista y afirma que no promete "nada que non poida cumprir. Prefiro dicir xa veremos que dar un si rotundo se algo escapa das miñas competencias, porque non me gusta enganar. Non son deses candidatos que se cren as súas propias mentiras. Iso acaba xogando en contra dun, aínda que non o pareza", asevera.

Sea como sea, las décadas pasan y el mundo cambia, pero Carballedo continúa con el mismo alcalde. Primero con Converxencia de Independentes, luego con Alianza Popular y ahora con el PP, Julio Yebra se ha mantenido inamovible y eso le ha otorgado incluso cierto poder en el partido a nivel autonómico. Fue senador y hasta se permitió abroncar en público a la mismísima conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, por el mal estado de una carretera.

Los vecinos de Carballedo le han dado vía libre para cuatro años más. Una y otra vez insiste en que no hay fórmula de ningún tipo. Tal vez exista y, como la de la Coca Cola, sea secreta y solo la conozca él. No sería de extrañar. La famosa bebida la inventó un farmacéutico y esa es la otra profesión de Julio Yebra Pimentel.

Yebra y la receta de la Coca Cola
Comentarios