La Xunta propone este viernes en Canarias a la Ribeira Sacra como Patrimonio Mundial

En caso de aceptarse la candidatura, el fallo de la Unesco no se conocería hasta 2026
undefined
photo_camera Román Rodríguez y Alfonso Rueda, este jueves tras el Consello da Xunta. PEPE FERRÍN

El presidente de la Xunta de Galicia en funciones, Alfonso Rueda, anunció que el Gobierno autonómico presentará este viernes ante el Consejo del Patrimonio Histórico Español, que mantiene una reunión en la isla de la Palma (Canarias), la candidatura de la Ribeira Sacra para que se convierta en Patrimonio Mundial. En caso de que fuera la elegida para representar a España no será hasta 2026 cuando la Unesco tomará la decisión definitiva.

A esta cita en las Islas Canarias asistirá el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, acompañado por la directora xeral de Patrimonio Cultural, Carmen Martínez, y en la que técnicos y profesionales del equipo redactor expondrán la propuesta de la Xunta de Galicia. A continuación, será debatida y sometida a votación para ser elegida como candidata de España y que pueda ser abordada en el Comité del Patrimonio Mundial.

El territorio

La Ribeira Sacra abarca más de 16.000 hectáreas de 22 ayuntamientos de las provincias de Lugo y Ourense y está declarada Ben de Interese Cultural (BIC) desde el año 2018. Para Alfonso Rueda, se trata de «un dos maiores tesouros patrimoniais de España" que destaca por su riqueza paisajística, cultural y enogastronómica. Por ello, aseguró que la Xunta espera que obtenga este reconocimiento internacional.

En la misma línea se pronunció el conselleiro de Cultura en funciones, Román Rodríguez, quien destacó los valores "senlleiros" de la Ribeira Sacra para alzarse con este reconocimiento de la Unesco.

Tal y como explicó el conselleiro, el informe que se valorará este viernes es el resultado del trabajo hecho tras el aplazamiento estratégico decidido en el año 2021 para replantear, revisar, fortalecer y mejorar el expediente elaborando contenidos específicos que ahonden en valores de la Ribeira Sacra e impulsen su candidatura con el máximo rigor y calidad.

Nueva fase

Fue una nuevo periodo en el que la Administración autonómica trabajó en colaboración con los técnicos del Ministerio de Cultura y la implicación de la embajada de España ante la Unesco para avanzar en el éxito del expediente.

En este proceso, los técnicos de la Consellería de Cultura y las universidades intensificaron el trabajo para, siguiendo las recomendaciones del Icomos, el órgano asesor de la Unesco, dar un nuevo impulso a la propuesta mediante un proceso de diálogo en el que estuvieron presentes tanto las administraciones implicadas como los vecinos y miembros de la comunidad local.

Por otra parte, la Xunta de Galicia también amplió el equipo técnico que trabajó en la candidatura, incorporando perfiles que ayudasen a buscar nuevos y complementarios argumentos y justificaciones con el fin de conseguir el máximo reconocimiento de la Unesco.

Valor añadido 

Se trató de incorporaciones que permitieron, destacaron, sumar algunos de los mejores expertos patrimoniales y que marcaron un punto de inflexión en el proceso y en la vía de diálogo con Icomos.

Además, con el fin de impulsar el reconocimiento del valor y la importancia de este territorio, desde el año 2017, cuando comenzaron los primeros trabajos alrededor de la candidatura, la Xunta de Galicia lleva invertidos cerca de ocho millones de euros en la conservación y puesta en valor de diferentes bienes patrimoniales de esta comarca de las provincias de Lugo y Ourense.

Así, a lo largo de este período, la Administración autonómica ejecutó, en solitario o en colaboración con otras instituciones y ayuntamientos, más de 90 actuaciones tanto en materia arquitectónica cómo arqueológica en diferentes bienes como iglesias, monasterios, museos, castros o yacimientos arqueológicos.

Destaca, sobre todo, la investigación realizada en Os Conventos (Brollón) para datar tanto la primera presencia de monasterios en la zona como para saber cuándo se comenzó a trabajar el viñedo en bancales a orillas de los ríos Miño y Sil.

El paisaje del agua como un complemento

Román Rodríguez explicó que la candidatura que se presenta este viernes incide en un proyecto llamado A paisaxe da auga, que se centra en destacar el vínculo de esta zona con el agua, que marca desde su paisaje hasta sus infraestructuras.

De hecho, la Xunta impulsó la finales del año pasado la celebración de un encuentro al respecto en el que se habló de pasado y de futuro, una cita internacional que reunió en el corazón de la Ribeira Sacra a una treintena de expertos para abordar los desafíos relativos a la preservación, la investigación, la protección y promoción del patrimonio a través de la puesta en marcha de nuevas vías de diálogo entre profesionales de diferentes ámbitos.

Reticencia

Y es que la existencia de presas hidroeléctricas en el territorio no fue del agrado de los inspectores de la Unesco en su visita a la comarca, calificando tal hecho como una mácula. Fue cuando se trabajó para hacer ver cómo modelaron para bien el paisaje.

Comentarios