lunes. 14.06.2021 |
El tiempo
lunes. 14.06.2021
El tiempo

La vista que encandiló a Nadia Calviño

Xan, Iria e Igor, delante de Casa Vistaboa, en Chantada. MIGUEL PIÑEIRO
Xan, Iria e Igor, delante de Casa Vistaboa, en Chantada. MIGUEL PIÑEIRO
Una familia de Chantada rehabilitó una antigua bodega y la convirtió en una vivienda de uso turístico que acapara elogios en las plataformas digitales

En la Ribeira Sacra no paran de aumentar las familias que convierten un inmueble de su propiedad en vivienda para uso turístico. Normalmente, aprovechan construcciones en desuso que amenazan con deteriorarse y caer en el olvido. Una de las más recientes en abrir ha sido Casa Vistaboa, en Chantada.

Es una antigua bodega ubicada en el lugar de Fondo de Vila, en la parroquia de Líncora. Los usuarios no tardan en descubrir el porqué de su nombre. Al salir al balcón del último piso, un impresionante paisaje donde puede verse el río Miño, Belesar, Nogueira y Diomondi sorprende al usuario.

En la plataforma Booking, esta nueva vivienda de uso turístico está arrasando. Tiene una puntuación de 9,9. Además, entre sus huéspedes figuran personalidades tan destacadas como la mismísima ministra de Economía, Nadia Calviño.

"Estivo aquí con xente que ten cargos no Parlamento Europeo e quedaron encantados. Unha amiga súa deixou un comentario fantástico en internet sobre a súa estancia na casa", comenta Iria Yebra, impulsora de este proyecto junto a su padre, Xan, y su pareja, Igor Morgade. Calviño es solo una de las muchas clientas que en el poco tiempo de funcionamiento de Casa Vistaboa se ha encandilado del entorno. "Tamén estivo un antigo director de infraestruturas do FC Barcelona e, como Nadia Calviño, a súa experiencia foi moi gratificante", añade Igor.

EL INMUEBLE. Esta familia aprovechó el edificio donde, inicialmente, había una casa más de las muchas que componían los núcleos de población rurales en el pasado. Luego pasó a ser una bodega y, actualmente, es un sitio más donde hospedarse en la Ribeira Sacra.

Por medio de una reforma muy amplia, Casa Vistaboa se diseñó para funcionar como un bloque. La parte de arriba de la vivienda, donde estaba antes la bodega, debe alquilarse entera y en ella hay aforo para unas 20 personas. Es ideal para ir en familia o con un grupo de gente numeroso. Abajo, hay un pequeño apartamento para cuatro usuarios.

Los tres dueños de la vivienda afirman que lo que más buscan sus huéspedes es tranquilidad, además de paisajes privilegiados. Es una característica que une a este tipo de edificios, cuyo objetivo es atraer a un público que busca intimidad, flexibilidad de horarios, privacidad y la posibilidad de reunir bajo un mismo techo a muchas personas.

AL ALZA. El turismo crece en la Ribeira Sacra de la mano de las plataformas digitales que facilitan el contacto entre los dueños de estas casas y los visitantes. Es el caso de la citada Booking o de Airnb.

El consorcio de turismo no ha dado la espalda a esta tendencia y ya la incluye a la hora de elaborar sus datos de ocupación en la Ribeira Sacra. En los últimos años se han dado de alta a lo largo y ancho de la comarca múltiples viviendas de uso turístico como Vistaboa o, simplemente, viviendas turísticas. Monforte, Chantada, Sober y Pantón son los municipios donde más se concentran.

La vista que encandiló a Nadia Calviño
Comentarios