Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Los vinos rosados de la Ribeira Sacra estarán amparados por la denominación de origen

Amarante, vino rosado de las Adegas Moure. TOÑO PARGA
Amarante, vino rosado de las Adegas Moure. TOÑO PARGA

Deberán estar elaborados por el método tradicional con uvas de variedades tintas, de las que al menos un 85% serán de las calificadas como "principales"

Los vinos rosados que se producen en la Ribeira Sacra estarán a partir de ahora amparados también por el consejo regulador, de acuerdo con la resolución de la Consellería de Medio Rural que publica este martes el Diario Oficial de Galicia (DOG) sobre la solicitud de modificación del pliego de condiciones de la denominación de origen.

Este tipo de vinos deberán estar elaborados por el método tradicional con uvas de variedades tintas, de las que al menos un 85 % serán de las calificadas como "principales", y con un rendimiento en la elaboración que no supere los 40 litros por cada 100 kilos de fruto.

A través de esta modificación en el pliego de condiciones se introducen cambios importantes en el funcionamiento de la propia denominación de origen, dado que, además de amparar a los vinos rosados -hasta ahora no podían lucir el sello de calidad-, actualiza aspectos como la posibilidad de envejecer los caldos de la Ribeira Sacra en otros envases que no sean barricas y comercializarlos bajo la mención "garda".

Con esta modificación se "trata de poner en valor elaboraciones que se llevan a cabo en recipientes de madera que, por su capacidad, no entrarían en la denominación barrica", aclara Medio Rural, así como "el uso de depósitos de cemento u otros materiales".

"Este tipo de elaboraciones vienen realizándose desde hace unos quince años y son prácticas similares a las que empleaban antiguamente, cuando aún no habían llegado" los recipientes "de acero a las bodegas".

Estos dos cambios también obligan a modificar la descripción de las características organolépticas del vino de la Ribeira Sacra, lo que ha permitido también su actualización, porque desde 1992, cuando se puso en marcha la denominación de origen, las características de los caldos han ido cambiando.

También se ha aprovechado la ocasión para modificar los requisitos que tienen que cumplir los vinos que llevan la mención 'summun', de modo que solo será preciso que estén elaborados con un 85% de uvas de las variedades consideradas principales y ya no será obligatorio que un 60% de esos caldos estén hechos con mencía -como sucedía hasta ahora-.

Además, en los nuevos pliegos también se hace una ligera ampliación del territorio delimitado para la producción de uva y se añade la parroquia de Fión -O Saviaño- y Fontao -Teixeira-.

Los vinos rosados de la Ribeira Sacra estarán amparados por la...
Comentarios