miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

El veneno de decenas de velutinas fue la causa de la muerte del vecino de Pantón

Un profesional retira un nido en un nogal de una finca de Pantón. EP
Un profesional retira un nido en un nogal de una finca de Pantón. EP
El hombre fue capaz de correr algo más de 100 metros desde el lugar del ataque antes de caer vencido en un camino

Las circunstancias que rodearon el fallecimiento de Eduardo Martínez Rodríguez, un vecino de Pantón de 67 años de edad que sufrió un shock anafiláctico tras ser atacado por un enjambre de velutinas el pasado viernes, tiene conmocionado tanto a los habitantes de este municipio como a los del resto de la Ribeira Sacra, quienes han tomado conciencia de que la proliferación de la avispa asiática es ya un problema de salud pública por la gran cantidad de nidos existentes en la comarca, muchos de ellos invisibles a los ojos de cualquiera.

Eso fue lo que le sucedió a Eduardo Martínez. Hacía una tarea típica en esta época del año, consistente en desbrozar un terreno cuando se topó, sin saberlo, con un nido de velutinas oculto en un zarzal. Los insectos salieron en tropel y lo acribillaron a picaduras.

Sus convecinos saben que salió corriendo del tractor que manejaba, que le dio tiempo a llamar al 061 advirtiendo de lo que le había pasado y que a poco más de 100 metros del lugar del suceso, ya en un camino muy próximo a la cantina de la localidad de Serode, en su huida, se desplomó. Cuando llegaron los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

Este diario ha podido saber que Eduardo Martínez, tras el ataque de las velutinas, pudo sufrir una reacción tóxica debido a las decenas de picaduras recibidas. En ese caso, la muerte no se produjo porque se tratase de una persona alérgica que entra en contacto con el veneno del himenóptero sino que era una persona no alérgica que recibió tal cantidad de veneno que entró en shock.

A partir de las 50 pìcaduras de avispas velutinas la descarga de veneno es tal que se sufre un shock anafiláctico irreversible

Para algunas especies se considera que una persona sin alergia puede tener una reacción tóxica a partir de las 50 picaduras, sin embargo, en el caso de la avispa velutina, la descarga de veneno por cada picadura es todavía mayor. Por ello se puede desarrollar esa reacción cuando se recibe un menor número de picaduras.

El alcalde de Pantón, José Luis Álvarez Blanco, señaló que el vecindario está temeroso ante este fatal suceso. "Non deixan de preguntar que facer e nós lle dicimos que tomen todas as medidas de prevención posibles e que estamos para axudar en canto nos avisen".

Álvarez Blanco destacó que su Ayuntamiento asume la retirada de nidos de velutina nada más saber de su existencia. "Só desde o pasado mes de maio retiramos 200 niños con nosos propios medios. Estamos desbordados", al tiempo que se quejó de la falta de apoyo de la Consellería de Medio Rural para hacer frente a una amenaza que calificó de "unha verdadeira plaga". El regidor pantonés incidió en la necesidad de que los vecinos estén alerta. Para ello recordó que el Instituto de Seguridade e Saúde Laboral de Galicia (Issga) ha editado un decálogo para prevenir situaciones fatídicas como la sucedida en Serode y que le costó la vida a Eduardo Martínez.

RECOMENDACIONES. Los especialistas señalan que antes de realizar un trabajo en el campo es imprescindible hace un reconocimiento exhaustivo de la parcela, mirando tanto árboles, como muros o zarzales.

En este último caso, desde el Issga se destaca que los nidos existente en las zarzas "soen ser máis difíciles de detectar", como le sucedió al vecino de Pantón atacado mortalmente por las avispas asiáticas.

El Issga dice que si se sufre un ataque es imprescindible huir de inmediato del lugar y buscar refugio, al tiempo que se protegen zonas sensibles como la cara, el pescuezo.

Añaden que si se mata a una avispa otras muchas acuden a atacar atraídas por un olor característico que emiten al ser aplastadas por un manotazo.

Las advertencias y recomendaciones nos se quedan ahí. Si alguien ve un nido de velutinas no debe acercarse a menos de cinco metros de distancia. Mucho menos recomendable es golpearlo, pues las avispas atacan siempre que se sienten amenazadas.

El veneno de decenas de velutinas fue la causa de la muerte del...
Comentarios