jueves. 17.10.2019 |
El tiempo
jueves. 17.10.2019
El tiempo

Las vacas regresaron a Seoane

Un grupo de vecinos observa algunas de las vacas que participaron en la feria. EP
Un grupo de vecinos observa algunas de las vacas que participaron en la feria. EP

El Concello de Folgoso de O Courel ha recuperado, con ayuda de los vecinos, una feria que se había perdido hace unos 35 años y en la que Acruga celebró una subasta de novillas preñadas

Llevaba tiempo Seoane do Courel sin albergar una feria de ganado y mucho más sin llevar a cabo una muestra con las vacas como protagonistas. En concreto, 35 años, según precisó la alcaldesa, la popular Lola Castro. Este domingo, el recinto ferial de este núcleo de población del municipio de Folgoso do Courel volvió a ejerecer como tal y el público no lo desaprovechó.

"Foi un éxito de asistencia e tampouco esperabamos que houbera tanto gando", valoró la alcaldesa. El nuevo objetivo es consolidar el evento de tal forma que pueda celebrarse uno al año. Está lejos de la frecuencia con la que tenían lugar antiguamente, cuando se llevaban a cabo el segundo y el último domingo de cada mes. "Desde o Concello nos propuxemos recuperar a feira e co apoio dos veciños conseguímolo", concluyó Lola Castro, quien se mostró pletórica por la recepción de la feira fuera de su municipio.

Entre las actividades ofrecidas se hallaba la subasta de novillas preñadas realizada por Acruga, la primera de este tipo que acoge Folgoso do Courel. La valoración en este caso también fue positiva, tanto en cuanto a número de asistentes como a ventas.

Acruga indicó que la subasta se cerró con un precio medio de 2.150 euros. El último de los cinco ejemplares que concurrieron se adjudicó por 2.450 y fue a parar a una explotación de Pedrafita.

La subasta de novillas de Acruga se cerró con un precio medio de 2.150 euros y el ejemplar más caro se adjudicó por 2.450

Desde Acruga se destacó que pujaron 20 criadores procedentes de diferentes lugares, no solo de Folgoso. Los había de Lalín, Meira, Guntín, Lugo y Monforte. Las pujas fueron ganando en emoción según avanzaba la subasta. La primera vaca se vendió por 1.900 euros; la segunda, en 2.100; la tercera, en 2.000, y la cuarta, en 2.300.

Entre los asistentes a la subasta se encontraba el propio presidente de Acruga, César Dorado, más que satisfecho con el resultado final. "Esto demuestra la creciente demanda que hay por estos animales, así como sus excelentes cualidades", señaló. Junto a él, fue testigo de la puja el responsable de medio rural de la Diputación Provincial, el socialista Lino Rodríguez Ónega.

PROGRAMA. Mientras se efectuaba la subasta, los asistentes a la feria de Seoane do Courel tenían la opción de disfrutar de más actividades. Algunas de ellas tuvieron lugar en el entorno de la cantina de O Crego

Este local se abrió por ser un día especial en O Courel. La alcaldesa avanzó que se trata solo de una situación puntual. Muchos de los clientes optaron por vestirse de época, con boinas o mandiles, para darle al evento una atmósfera clásica, y hubo también espacio para la exposición de productos gastronómicos típicos de la zona, como castañas, mermeladas o nueces.

Las vacas regresaron a Seoane
Comentarios