lunes. 21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo

La unidad de drogas de Monforte alerta de un regreso creciente de la heroína

Una campaña de prevención contra el consumo de drogas celebrada en Monforte. AEP
Una campaña de prevención contra el consumo de drogas celebrada en Monforte. AEP
Su consumo se detecta entre los adultos, mientras que la marihuana es la sustancia más frecuente en la adolescencia

Hay un poco de todo entre las personas que acuden a la unidad de drogodependencias de Monforte a pedir ayuda para superar una adicción. Sin embargo, los encargados de dirigir el centro han detectado en los últimos tiempos un repunte del consumo de heroína en el sur de Lugo y la comarca de Valdeorras, su zona de influencia. "Digan lo que digan, está volviendo", apunta la educadora social Luisa Astray.

Desde la unidad subrayan que esta sustancia regresa poco a poco y que ya son varios los usuarios que han acudido a demandar asistencia profesional para dejar de tomarla. Los afectados habituales son adultos.

Luisa Astray advirtió, además, de que el consumo de cannabis, principalmente marihuana, se adelanta cada vez más. Esta droga casi siempre fue la más frecuente entre los adolescentes, pero lo preocupante, según la educadora social, es la corta edad a la que se está empezando a fumar en la actualidad.

Respecto a los jóvenes, la unidad también ha dado la voz de alarma por la aparición de adicciones modernas, las llamadas sin sustancia. La más habitual es el juego. Las apuestas, dice Astray, han generado un tempranero y elevado índice de ludopatía.

En 2018, la unidad de drogodependencias realizó 13.240 intervenciones totales

Otra de las nuevas conductas tratadas últimamente en la unidad de drogodependencias de Monforte llama mucho la atención y afecta al consumo de pornografía. En este caso, los adolescentes vuelven a ser los más afectados. "Se está estudiando hasta qué punto el tipo de porno que se consume es responsable de las violaciones en grupo que han ocurrido de forma reciente", asevera Luisa Astray.

Volviendo a los adultos, el alcohol y el tabaco son las adicciones que más usuarios llevan al centro monfortino, que opera desde hace unas semanas en una nueva sede en el barrio de A Estación. También la cocaína y el juego.

DATOS. En 2018, la unidad de drogodependencias realizó 13.240 intervenciones totales. Según las cifras facilitadas por la dirección del centro, el año pasado hubo 468 usuarios, de los cuales 195 solicitaron ayuda para combatir drogas ilegales y 273 lo hicieron con el objetivo de dejar el alcohol, el tabaco o el juego.

Luisa Astray recuerda que quien necesite los servicios de la unidad puede demandarlos de forma presencial o por teléfono. La primera cita es con la trabajadora social, que luego deriva el caso a un psicólogo o un psiquiatra, en función del tratamiento que sea necesario. Aun así, para Astray lo más importante es la prevención y denuncia que en los últimos años "se ha dejado un poco de lado".

El taller 'Di K Non'
La Fundación Barrié y la unidad terapéutica y educativa del centro penitenciario de Teixeiro llevarán a cabo una serie de talleres preventivos por centros educativos de Galicia. Se celebrarán hasta abril y el primero tuvo lugar ayer en el colegio Uxíonovoneyra de O Courel.
La primera parte de la iniciativa se desarrolla en el centro escolar y la segunda, en la prisión de la localidad coruñesa. En ella colaboran estudiantes y reclusos. A estos últimos se les da la oportunidad de hablar sobre un problema que ha padecido para contribuir a su prevención.
El siguiente taller 'Di K Non' se celebrará el día 22 en el instituto A Pinguela de Monforte el día 22. Sus alumnos recibirán información sobre las consecuencias de consumir drogas y técnicas para tomar buenas decisiones sin que les influya la presión de grupo.

La unidad de drogas de Monforte alerta de un regreso creciente de...
Comentarios