lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

El tren de borrascas llena al 85% los cinco grandes embalses de la provincia

Presa de Belesar aliviando agua el pasado mes de marzo. ARCHIVO
Presa de Belesar aliviando agua el pasado mes de marzo. ARCHIVO
La mayor presa de la cuenca de la CHMS, la de Belesar, se encuentra ya al 72,50% de su capacidad

Iberdrola y Naturgy están de enhorabuena con el tren de borrascas que pasa por Galicia desde hace cerca de un mes. Gracias a las importantes precipitaciones en forma de lluvia y nieve caídas, los cinco principales embalses de la Ribeira Sacra que gestionan esas dos compañías hidroeléctricas están, de media, a un 85 por ciento de su capacidad total, una cifra más que óptima para esta época del año, según las fuentes de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) consultadas por este diario.

Desde hace un mes no ha parado prácticamente de llover, lo que ha propiciado que la mayor presa controlada por la CHMS y gestionada por Naturgy (antes Unión Fenosa), la de Belesar, situada en el río Miño, se encuentre al 72,50 por ciento de su capacidad total. Tiene una capacidad de almacenamiento de nada más y nada menos que de 654 hectómetros cúbicos, pues si su cabecera está entre Chantada y O Saviñao su cola se alarga hasta Portomarín.

El contraembalse de esta presa, el de Os Peares, dispone de mejores números, pues está al 95,49 por ciento de su capacidad. En ambos casos, no es necesario por el momento soltar agua por los aliviaderos al ser suficiente su uso para mover las turbinas que generan electricidad.

En el río Sil, un cauce cuyos embalses son controlados por Iberdrola desde la provincia de León hasta su desembocadura en el Miño a la altura de Os Peares, los números también son excelentes.

La presa de Santo Estevo, recientemente ampliada con nuevas turbinas para sacarle un mayor rendimiento hidroeléctrico, estaba en la tarde del lunes al 77,44 por ciento de su capacidad.

Por lo que se refiere a otras situadas en el mismo cauce, pero río arriba, a su paso por el municipio de Quiroga, como son las de San Martiño y Montefurado, la primera estaba casi llena y a la segunda solo le faltaba un 7,25 para estarlo. Por ello, en ambos casos había un caudal de salida para impedir su colapso. De San Martiño salían 179 metros cúbicos por segundo y de Montefurado, 120.

VILASOUTO. La situación tampoco es nada mala para el único pantano de la Ribeira Sacra que no tiene un aprovechamiento hidroeléctrico. Es el de Vilasouto, en tierras de O Incio, que se usa tanto para el abastecimiento humano como para dar servicio a la agricultura a través del regadío Val de Lemos.

A fecha del lunes contaba con casi nueve hectómetros cúbicos, lo que se corresponde con el 44,13 de su capacidad. Se trata de una muy buena cantidad, según la comunidad de regantes, que esperan pueda aumentar para no tener escasez de agua en verano.

El tren de borrascas llena al 85% los cinco grandes embalses de la...
Comentarios